San José. El ministro de Seguridad de Costa Rica, Celso Gamboa, aseguró este viernes que dos policías inventaron que fueron víctimas este viernes de un tiroteo por parte de delincuentes en las afueras del centro residencial privado en el que vive en mandatario del país, Luis Guillermo Solís.

Gamboa declaró en una conferencia de prensa que, después de investigar la versión de los policías que señalaba que uno de ellos había resultado herido de bala en una pierna en un tiroteo cerca de la residencia del presidente, se comprobó que el único disparo en la escena, y que hirió al policía de apellido Coto, provino de dentro de la patrulla.

Los policías de la patrulla habían dicho que un sujeto les disparó desde una motocicleta mientras estaban estacionados en dirección diagonal a la entrada del residencial donde vive Solís en Barrio Escalante, en San José.

"El disparo proviene desde adentro (de la patrulla), por una errónea manipulación (del arma de fuego). Es un hecho lamentable. Toleramos los errores, pero no las mentiras", expresó Gamboa.

El ministro anunció la separación del cargo de los dos oficiales involucrados, de apellidos Coto y Cortés, así como de otros cuatro que llegaron al sitio de los hechos y que aparentemente respaldaron la versión de sus compañeros.

El ministro no descartó que el caso sea elevado al Ministerio Público y que los oficiales enfrenten cargos por simulación de delito y falsedad ideológica.

Los policías estaban cerca de la casa del presidente Solís por casualidad y no estaban encargados de su custodia, según han dicho las autoridades.