No sólo de la vereda del frente vienen las críticas en contra del retraso que ha experimentado la vente de las acciones que tiene el presidente de Chile, Sebastián Piñera, en la aerolínea Lan.

Piñera había prometido en su campaña que vendería la totalidad de su participación accionaria antes de la ceremonia de cambio de mando, realizada el pasado 11 de marzo, sin embargo, al momento de la ceremonia el mandatario sólo se había desprendido del 60% de sus acciones.

El terremoto del pasado 27 de febrero fue la razón esgrimida por Piñera para el no cumplimiento de su principal promesa de campaña, vender sus acciones en Lan, un accionar con el que no hizo más que atizar su conflicto de intereses según la oposición chilena, conglomerado que este lunes salió nuevamente a cuestionar la tardanza.

"Cada día que pasa se pone más en evidencia la necesidad de que estas decisiones tenían que haberse tomado con el debido plazo", dijo el senador del Partido Socialista, Camilo Escalona, en relación con el retraso en la venta de acciones de la aerolínea."Ha habido un retraso inexcusable, porque todas estas decisiones hoy día ya entran en la esfera en que se mezcla lo público y lo privado", agregó el ex presidente del PS en conversación con Radio Cooperativa, citado por La Tercera.Ante las críticas, Escalona el parlamentario insistió en que "no existe un aprovechamiento de la Concertación" al insistir en el tema, ya que incluso al interior de la Alianza, el conglomerado que apoyó a Piñera en su candidatura presidencial, han cuestionado el supuesto conflicto de intereses.

Es así, ya que este lunes, cuando se cumplen once días desde que se venciera el plazo autoimpuesto por Piñera para desprenderse completamente de sus acciones, en el partido Unión Demócrata Independiente (UDI) lo exhortan a cumplir la promesa "y que se dedique 100% a gobernar".

El senador Víctor Pérez, agregó que no se puede usar como excusa el terremoto para justificar la tardanza en la enajenación del paquete accionario que aún está en poder del mandatario y que su venta es necesaria para la focalización del trabajo presidencial, según publica El Mercurio.

"El terremoto no es excusa para eso, se lo hemos planteado al presidente y esperamos que eso se resuelva a la brevedad", dijo el senador.