Buenos Aires. La tasa de aprobación de la mandataria argentina Cristina Fernández cayó 51% el mes pasado, pero todavía lidera el espectro de posibles candidatos para las elecciones presidenciales de octubre, según mostró una encuesta este martes.

Fernández, quien aún no dijo si será candidata, tuvo un fuerte salto en la popularidad ante una ola de compasión tras la muerte de su marido, el ex presidente Néstor Kirchner, el 27 de octubre.

Una oposición divida y el fuerte crecimiento económico también ayudaron a Fernández, dijeron analistas políticos.

Sin embargo, su tasa de aprobación cayó seis puntos en la primera semana de enero, de acuerdo con una encuesta elaborada por la consultora Poliarquía.

"La presidenta tiene una leve caída que nosotros le atribuimos a una situación de reajuste natural de los indicadores", dijo Adrián Perechodnik, director de Poliarquía.

"Había tenido un crecimiento sostenido sobre todo en 2010 que se acentuó de manera marcada a partir del fallecimiento del presidente Kirchner", agregó.

Fernández enfrentó su mayor desafío político desde la muerte de su influyente esposo en diciembre, cuando estallaron choques entre ocupantes ilegales de territorios y residentes locales en un parque de Buenos Aires.

La baja también puede asociarse a recientes cortes de energía, la falta de billetes por la fuerte inflación y una inevitable caída en la simpatía hacia ella tras la muerte de Kirchner.

"Es evidente que todas estas cuestiones han tenido un impacto, pero si nosotros pensamos que la presidenta subió veinte puntos después del fallecimiento de Kirchner, el descenso es mucho más leve", dijo Perechodnik.

La encuesta mostró que el aliado del gobierno, Daniel Scioli, gobernador de Buenos Aires -la provincia con mayores electores en el país-, tiene la segunda mayor aprobación con 48% de imagen positiva.

Scioli, que es percibido como un moderado de centro, expresó su apoyo para la reelección de Fernández tras la muerte de Kirchner, pero crece la especulación sobre que él podría presentarse si ella no es candidata.

Entre los opositores, el diputado radical Ricardo Alfonsín obtuvo 41% de imagen positiva en la encuesta de Poliarquía.

Otros posibles candidatos a la presidencia incluyen al alcalde de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, al diputado Fernando Pino Solanas y al rebelde vicepresidente Julio Cobos, todos con 34% de aprobación.

La encuesta entrevistó a 1.000 personas en ciudades de Argentina con una población mayor a 10.000 habitantes y contempla un margen de error de 3 puntos.

En una encuesta a nivel nacional realizada por la consultora Management & Fit en diciembre, la aprobación de Fernández cayó a 40%, desde 56% tras la muerte de Kirchner.