Buenos Aires. La popularidad del presidente Mauricio Macri cayó al 35,9% en agosto, según un sondeo de una consultora privada, ahondando un derrumbe iniciado en abril, cuando una crisis financiera aún no superada empezó a sacudir a Argentina.

La encuesta de la consultora Rouvier & Asociados mostró también un alza en la imagen negativa del mandatario -que aspira a ser reelecto en 2019-, que alcanzó el 59,9% de los consultados.

Las dificultades financieras obligaron al Gobierno a pedir ayuda al Fondo Monetario Internacional (FMI) en mayo, pero el anuncio de un acuerdo de financiamiento no logró calmar a los mercados ni evitar una caída en la actividad económica.

Mientras que la devaluación de casi el 40% que sufrió el peso argentino en 2018 impulsó una inflación proyectada en más del 30% para todo el año, la actividad económica cae y los expertos esperan un pronunciado aumento de la pobreza en los próximos meses.

Una de sus principales opositoras a Macri, la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien podría ser candidata presidencial el año próximo, también sufrió una caída en su popularidad, que bajó al 40,9% en agosto, en medio de una investigación judicial que dejó al descubierto una supuesta red de multimillonarios sobornos durante su gestión.