Bogotá. La popularidad del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, bajó tres puntos porcentuales, a un 62%, golpeada por el inconformismo en el manejo de la corrupción, la inflación, el desempleo y la guerrilla, reveló el miércoles un sondeo de Invamer Gallup.

En la más reciente medición de diciembre, realizada por la misma firma, la imagen del mandatario alcanzó un 65%.

La aprobación a la gestión de Santos también bajó a 67%, desde el 70% del sondeo anterior.

La encuesta reveló que la mayoría de colombianos está disconforme con el trabajo del presidente en la lucha contra la corrupción, la guerrilla, la inflación, el desempleo, la pobreza y la inseguridad.

La percepción de seguridad se ha desmejorado en los últimos meses por un incremento de los ataques de las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en varias regiones del país de 46 millones de habitantes, que han incluido el sector petrolero, uno de los principales motores del desarrollo económico.

Aunque las FARC han sido debilitadas por una ofensiva militar en medio de la que han muerto varios de sus más importantes comandantes, aún mantienen la capacidad de realizar ataques de gran impacto.

Pese a que la economía creció alrededor de un 6% en el 2011, el desempleo urbano se ubicó en un 13,3% en enero y la inflación cerró el año pasado en un 3,73%, en la parte superior de la meta fijada por el Banco Central, de entre 2 y 4%.

Pese al buen comportamiento de la economía colombiana, alrededor de un 40% de la población continúa sumida en la pobreza, de acuerdo con estadísticas oficiales, mientras que los resultados en la lucha contra la corrupción no son palpables, pese a que fue una de las principales promesas en la campaña de Santos.

En cambio, los encuestados aprobaron el manejo del gobierno a las relaciones internacionales, la lucha contra el narcotráfico y las mejoras en la cobertura de educación, salud y servicios públicos.

El sondeo fue realizado entre el 20 y el 25 de febrero e incluyó 1.200 entrevistas en las ciudades de Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Bucaramanga, con un margen de error de +/- 5 puntos porcentuales.