San Salvador. Un juez capitalino anunció este miércoles que acusará al ex presidente salvadoreño Francisco Flores, por el delito de lavado de dinero en lugar de peculado y enriquecimiento ilícito.

Flores, quien gobernó este país centroamericano entre 2000 y 2004, es investigado por el desvío de donaciones internacionales que originalmente estaban destinados para víctimas de los terremotos de 2001.

El juez séptimo de instrucción, Miguel Angel García Arguello, sostiene que existen elementos para el cambio de tipificación del delito a lavado de dinero, a pesar que la Fiscalía General de la República (FGR) no está de acuerdo.

El juez García considera que la investigación demuestra que los "fondos no ingresaron al erario público, sino que fueron depositados en una cuenta aperturada y manejada por terceras personas en Costa Rica", reza en la resolución judicial.

Flores estuvo prófugo de la justicia por 123 días hasta que decidió presentarse al Juzgado Primero de Instrucción de San Salvador el 5 de septiembre de 2014 para responder por los delitos de peculado, desobediencia y enriquecimiento ilícito.

Flores fue recluido en una prisión policial, pero el juez que originalmente llevó el caso, Levis Italmir Orellana, solicitó trasladar al exgobernante a su domicilio privado debido a que sufría riesgo de trombosis.

En febrero pasado, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) decidió separar de su cargo a Orellana a cambio de García.