Ramiro Pineda, Manager of Brand, Advertising & Promotion de Bridgestone para su división latinoamericana, informó que la empresa será la patrocinadora de las próximas cinco ediciones de la Copa Libertadores de América (2013-2017), considerado como la segunda competencia de clubes más importante a nivel mundial, lo que apunta a lograr mayores ventas y participación de mercado en la región. 

En ese marco, Pineda también sostuvo que la empresa apunta a renovar su auspicio sobre la Copa Sudamericana para la próxima edición en 2013, la que ya auspició en 2011 y 2012.

Por eso, Pineda opta por poner paños fríos a la situación y sostiene que Bridgestone no considera que los graves incidentes registrados en la final de la Copa Sudamericana este miércoles en Sao Paulo - y que implicó que el partido se disputara en un solo tiempo de 45 minutos -, vayan a ser un obstáculo para negociar nuevos patrocinios sobre las próximas versiones de la competencia.  

"Fue un tema puntual y nuestra visión es más amplia y optimista", agregando que "sin duda" el aprendizaje que lleva la empresa en estos dos años de patrocinio (2011-2012) del evento deportivo "superó nuestras expectativas". Por eso mismo, el ejecutivo aspira a que Bridgestone patrocine la Sudamericana por un período más largo y sin negociaciones anuales, como ha sido hasta ahora.

Ello implicaría patrocinar durante algunos años, conjuntamente, la Libertadores y la Sudamericana, lo que es muy bien visto por Bridgestone.

El ejecutivo -quien se abstiene de dar cifras sobre los montos de las negociaciones por el patrocinio de la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana producto de un acuerdo de confidencialidad con la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol)- espera comenzar las negociaciones en febrero de 2013 con la firma uruguaya Global Sports,  dueña de los derechos de transmisión del evento deportivo que tuvo este año como campeón a Sao Paulo.

Con el Mundial a la vista. Si bien la empresa no figura entre los sponsors oficiales del Mundial de Brasil, sin duda busca incrementar sus ventas en América Latina en el período en que dure su patrocinio sobre la Libertadores.

Para eso, Bridgestone apunta a los dos mayores mercados de la región, Brasil y México, y a potenciar su red de 1.500 locales a nivel regional para un aumento de ventas que vaya acompañado de un importante trabajo en la percepción de marca entre los consumidores, punto clave para Piñeda.

"Las proyecciones aún no están terminadas para cada uno de los países, pero sin dudas esperamos incrementar ventas en América Latina y crecer más que las estimaciones del PBI de los mercados en la región", explica.

En ese sentido, el ejecutivo mexicano califica como "positivas" las ventas regionales de la empresa en los dos años que patrocinaron la Copa Sudamericana y naturalmente deberían aún ser mejores con la Libertadores, un evento deportivo que él mismo se encarga de afirmar que tiene mayor resonancia internacional.

"Nuestro objetivo es mantener el liderazgo en facturación en América Latina, al mismo tiempo que mantener nuestra posición de líder a nivel mundial por más de 10 años, como la compañía más grande del mundo, en la industria de neumáticos y hule (rubber)", precisa Pineda.

La Copa Bridgestone Libertadores 2013 será la quincuagésima cuarta edición del torneo de clubes más importante del continente sudamericano. Entre 2008 y 2012 la patrocinó Banco Santander y entre 1997 y 2007, la automotriz japonesa Toyota.

El sorteo de la Copa en su versión 2013 se realizará el 21 de diciembre de 2012, en el Centro de Convenciones de la Confederación Sudamericana de Fútbol, situado en la ciudad de Luque, Paraguay.