Madrid. Si bien este miércoles el canciller hondureño había confirmado la presencia del presidente Porfirio Lobo en la Cumbre Unión Europea- América Latina, el fuerte rechazo que generó su presencia en la cita por parte de los jefes de Estado de Sudamérica provocó que finalmente el mandatario hondureño descarte viajar.

Según informó ABC, fuentes del gobierno de España señalaron que Porfirio Lobo comunicó a las autoridades españolas –las anfitrionas del encuentro- que no viajará a Madrid para la cumbre programada para los días 17 a 19 de mayo.

La decisión de Lobo supone un alivio para el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que veía tambalear la cita, después que gobiernos como el brasileño, venezolano y ecuatoriano manifestaron públicamente que sus presidentes no viajarían a Europa si su par hondureño, cuyo gobierno no reconocen, lo hacía.

En ese contexto, en la tarde de este miércoles, Porfirio Lobo se reunió en Tegucigalpa con el secretario de Estado para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia, para analizar la situación.

Así las cosas, en la noche de este miércoles, Lobo había manifestado sus dudas respecto a viajar a Madrid.

“No voy a generarle ningún problema a una cumbre latinoamericana y Unión Europea, nunca, si nosotros por las razones que sean algunos países nos pongan como condición que no vayamos, que si vamos no se hace la cumbre, lo dejamos a consideración de España y no vamos a hacer ningún elemento que genere conflictos”, dijo.

Añadió que “haría todo lo que sea necesario para garantizar que nosotros no tomamos ninguna acción que genere división y conflicto (…), así es que si hay problema, no vamos”, señaló La Tribuna.

Al referirse a la situación del ex presidente Manuel Zelaya, afirmó que él “no viene porque no quiere venir, hombre. Es hondureño y está en su pleno derecho de venir cuando quiera. Entonces más siento que es tema político en el sentido de decir…o sea no hay ninguna condición para que él venga, él puede venir cuando quiera”.

“Díganle, que tome el avión y que se venga, aquí no hay ningún problema, aquí nadie va a actuar arbitrariamente de ninguna manera”, enfatizó.