El mandatario de Honduras reprendió a su gabinete por el negativismo de algunos funcionarios y criticó también a los que ya andan tras cargos políticos. Mandó a los ministros y directores a verse al espejo.

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, dijo que necesita el positivismo de su gabinete para sacar adelante al país.

"Si dejamos la cultura positiva de las cosas, una actitud positiva de las cosas, entonces Honduras va a caminar", expresó el titular del Ejecutivo.

El mandatario reclamó que hay mucho negativismo y que "hay equipos que yo conozco y yo los he visto y me da tristeza. Todo lo que le digan, si les dan este proyecto, van a decir no, no se puede, y no van buscarle por dónde se puede hacer ese tema".

Continuó y les advirtió, "ojo con esto, ojo. Lo que debemos es por lo menos dejar esto y que podamos caminar rápido con los trámites con las decisiones y que tengamos una actitud positiva. Si hay un proyecto importante, entonces busquemos un lado para que se haga".

"Pero aquí hay equipos que los veo y me dan ganas de llorar, porque las veces que los han sentado conmigo nada se puede. Les digo esto para que busquen la dinámica de esto y tengan la actitud positiva".

Lobo también llamó la atención a los funcionarios que andan en actividades políticas, donde benefician a sus allegados, olvidando las necesidades del pueblo.

"A veces los políticos nos enredamos un poco y creen que para ganar las elecciones hay que contratar activistas. Es un error, lo que hace ganar las elecciones es que hagan lo que tienen que hacer, en beneficio de la gente, no es uno, dos, tres o cuatro, es la gente, la gran mayoría silenciosa que está por allí, por esa hay que luchar y beneficiarla", expresó.

Además, recomendó a sus ministros verse en el espejo. "Dejen un día a la semana para verse en el espejo, no para ver si están más guapos, es para que revisen cómo se están portando, con Dios con su gente, eso es importante", concluyó diciendo.