El presidente Porfirio Lobo negó este miércoles haber viajado a Caracas a reunirse con Manuel Zelaya y Hugo Chávez, previo a su visita a Colombia, tal como han asegurado medios venezolanos.

Lobo afirmó que su viaje fue a Cartagena de Indias, hasta donde se desplazó el sábado junto al ministro de Planificación, Arturo Corrales, a bordo del avión presidencial (West Wind) para su encuentro con Chávez, el cual fue posible gracias a las gestiones del colombiano Juan Manuel Santos.

Los cuatro puntos. El titular del Poder Ejecutivo afirmó que fue en Cartagena donde conversó con Zelaya, vía teléfono, y reveló que ahí "Mel" condicionó su regreso a Honduras con el cumplimiento de cuatro puntos.

"El presidente Chávez habló con él (Zelaya) y me lo puso al teléfono entonces, le digo yo: ‘Bueno y cuando vas a regresar, cuál es el problema, regresá hombre, yo me voy a encargar de darte toda la protección necesaria’". Zelaya le habría respondido: "no... tengo cuatro puntos". Estos puntos, según lo expresado por Zelaya, sería la persecución política, los exiliados, la asamblea nacional constituyente y el respeto a los derechos humanos.

"Perseguidos". Sobre los perseguidos políticos el mandatario dijo que pidió a Zelaya los nombres de los perseguidos políticos.

"Yo he sido claro dentro de la ley, pacíficamente, aquí nadie va a tener problemas, pero si hay grupos armados con cualquier tipo de armas que sean amenaza para la ciudad, nuestro deber es tranquilizarlos".

En los últimos días, el gobierno ha sido obligado a disolver manifestaciones de vándalos que generan violencia en las calles y obstaculizan la libre circulación de personas.

A Chávez, que escuchaba la conversación, no le habría parecido persecución ese punto, en virtud de que él hace lo mismo en Venezuela.

Exiliados. En cuanto a los exiliados, Lobo se preguntó "quiénes son, o sea, yo he pedido un listado de quiénes están exiliados y con gusto que me digan y yo voy a recogerlos para que estén tranquilos, aquí no veo cuál es el problema de la persecución política".

Chávez habría entendido que, al aprobarse la amnistía, todos los que huyeron del país pueden regresar y prueba de ello es que la mayoría de ex funcionarios zelayistas ya lo hicieron y tienen una vida normal en el país.

Constituyente. En relación a la asamblea nacional constituyente, sostuvo que "yo no puedo imponer una asamblea, entonces ahí está el mecanismo que permite hoy que si el interés que tiene por una reelección pues eso se puede quitar, si ya la reforma al artículo 5 dice que no hay restricción, eso está abierto, se viene, se plantea un plebiscito y ahí la gente decide".

Chávez, durante la reunión, habría aceptado que con la reforma al artículo 5 ya no hay necesidad de convocar a una constituyente, ya que la reforma se hizo sin restricciones y por tanto, todo se puede modificar.

Derechos humanos. En referencia al tema de los derechos humanos, Lobo aseguró que "yo le dije al presidente Chávez y al presidente Santos: ‘manden ustedes gente imparcial, que vaya a Honduras, total libertad para que vengan a Honduras y que vean qué está pasando y que me digan dónde están los perseguidos políticos".

Además, Lobo habría planteado todas las medidas que se han tomado para el fortalecimiento de los derechos humanos.

Todos estos argumentos se plantearon en la reunión con Hugo Chávez, a instancias de Juan Manuel Santos, presidente de Colombia.

Al término de la reunión, Lobo, Santos y Chávez se comprometieron a ayudar a Honduras a que sea reinsertada en la OEA en junio próximo.

"Pepe" también se refirió a la participación política de los zelayistas, al señalar que "más bien yo he excitado a los grupos que entiendan que la ruta de las armas no es la conveniente, que es mejor la lucha democrática porque el mundo de hoy ha cambiado, pero tenemos el problema que muchos se quedan en el congelador, tanto a la izquier, como a la dere".

Lobo reiteró que espera que la CSJ resuelva a favor de la petición de la defensa de que se anulen los dos juicios por corrupción.

"Yo espero que muy pronto se resuelva esto para que doblemos la página, créanme que estar en este debate nos hace más daño a los hondureños que el bien que nos puede hacer.

"El ex presidente Zelaya es un hondureño, tiene el libre y legítimo derecho de estar aquí en Honduras, de participar en lo que él quiera políticamente, así que no veo ningún problema".

El presidente de la República anunció que planea reunirse con Chávez, Santos y Zelaya para agilizar su retorno a Honduras y a su vez garantizar la reinserción del país a la OEA.

"En la próxima reunión que haya, todo es posible con el ex presidente Zelaya ya para sellar todo", afirmó Lobo.

"Pepe" aseguró que Chávez, Santos y "Mel" "están interesados en que se haga pronto" la reunión, porque "estamos empeñados en este proceso" de normalización de vínculos entre Honduras y Venezuela, afirmó. 

"Yo quiero que entre Honduras y Venezuela todo se vaya normalizando" y "salgamos de esta dificultad que tenemos, porque tenemos muchos programas con los cuales podemos ayudar a Honduras", subrayó Lobo.