El presidente de Honduras, Porfirio Lobo Sosa, prometió este lunes controlar la violencia que flagela al departamento de Olancho, en la zona oriental del país y aseguró que será el Estado quien triunfe sobre las bandas delictivas que mantienen en zozobra a la población.

Lobo hizo referencia a los últimos hechos violentos registrados en Olancho, en los que murieron once personas, y aseguró que son situaciones "normales" que se registran en todos los países.

"Vamos a analizar el tema de Olancho hoy. Yo vivo ahí, conozco, lamento mucho lo que sucedió con Rigoberto Meza, un buen ciudadano, un hombre honrado. Entonces, es un tema que nos interesa mucho controlar y se va a controlar", dijo el mandatario tras la inauguración del Centro de Arte y Cultura de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en Comayagüela.

Añadió que lo acontecido en el departamento oriental, dominado por narcotraficantes y bandas del crimen organizado, "es normal", pues en todos los países del mundo se registran hechos lamentables.

"Eso no significa que estén ganando una batalla, siempre el Estado va a triunfar", señaló al ser cuestionado por los periodistas.

Asimismo, sostuvo que el proceso tomará tiempo, pues "si encontrase quién termine la delincuencia, sería extraordinario. (Pero) no hay quién lo haga. Aún nuestro Señor Jesucristo (Dios) tardó siete días en hacer el mundo."

Contingente policial ya está en Olancho. El portavoz de la Policía Nacional de Honduras, Héctor Iván Mejía, confirmó que un contingente policial iniciará labores de prevención, inteligencia e investigación en el departamento de Olancho.

Mejía explicó que las acciones policiales están encaminadas a "generar los espacios de tranquilidad en la zona" y tienen órdenes de "detener a los grupos delictivos".

"Se realizán constantes patrullajes para evitar temor en la población y mantener la presencia del Estado", agregó.

El subcomisionado remarcó que una de las tareas principales del contignte es establecer las ocupaciones de los ocho jóvenes asesinados en Catacamas y el perfil criminal de las personas que les quitaron la vida.

En las últimas semanas, varios hechos sangrientos se han registrado en distintos sectores de Olancho, generando incertidumbre y pánico entre los habitantes de la zona.