Se avecinan cambios en el gabinete de gobierno hondureño. El presidente Porfirio Lobo Sosa, confirmó este viernes que al menos seis ministros serán separados de sus cargos por incumplir los objetivos para los que fueron nombrados.

El gobernante de Honduras fue consultado esta mañana en el foro del canal local 10 sobre la remoción de los altos mandos de las Secretarías de Estado, a lo que contestó: "Si van a haber cambios".

Los cambios, reafirmó, se anunciarán "muy pronto", aunque no precisó la fecha ni nombre de los futuros separados.

No obstante, sí confirmó que "como seis u ocho van a ser".

"Pepe" Lobo no ofreció detalles, pero dijo en referencia a los ministros de Educación, Alejandro Ventura, y Finanzas, William Chong Wong, que "tienen dos años y el problema (del pago a los maestros) sigue y eso no puede ser".

La primera sustitución realizada por el mandatario de Honduras durante este año fue la de Bernard Martínez como ministro de Cultura, Artes y Deportes. En su lugar, Lobo nombró a Tulio Mariano González.

El presidente ha dejado claro en ocasiones anteriores que no removerá a los ministros de otros partidos políticos, en cumplimiento de su promesa de campaña de un gobierno de Unidad Nacional, mientras rechaza "los discursos confrontativos" de algunos líderes nacionalistas que exigen participación para miembros de la institución política.

Durante su discurso en la inauguración de la tercera legislatura del Congreso Nacional, Lobo dijo sentirse "orgulloso de mis ministros y ministras , no importa de qué partido sean. Veo hombres y mujeres hondureñas comprometidos a trabajar".

Denuncias de sectarismo. Además, Lobo fue enfático al asegurar que los despedirá a funcionarios que desde sus puestos manipulen el despido de empleados públicos que no son partidarios de movimientos específicos.

El mandatario adelantó que en los próximos días recibirá una grabación en la que se comprueba que un alto funcionario ordena despido de empleados que no militan en el movimiento al cual acuerpa, aunque tampoco reveló nombres de los involucrados.

Nuevamente sostuvo que no se involucrará en la campaña política para las elecciones internas y que sus ministros "están advertidos que no me metan en líos en el tema electoral".