Ya no hay duda de que Manuel Zelaya no será detenido a su regreso a Honduras, dijo el presidente Porfirio Lobo tras la anulación de las dos órdenes de captura emitidas en contra del ex presidente.

Y es que el pasado viernes el juez natural Óscar Chinchilla resolvió anular las dos órdenes de captura nacional e internacional en contra de “Mel” y a su vez declaró sin lugar la solicitud de defensores públicos de anular las dos acusaciones incoadas en contra de Zelaya, por lo que el ex presidente siempre deberá comparecer ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Lobo Sosa manifestó que “estuve hablando de alguna manera sobre el tema y me dicen que el procedimiento que cabe es uno a la Corte eliminó las órdenes de captura para que no haya duda de que si el presidente Zelaya llega a Honduras no va a ser detenido ni mucho menos”.

Sin embargo, el titular del Ejecutivo insistió en que la Corte debe “buscar un procedimiento” que permita anular los dos juicios que quedaron pendientes en contra de Zelaya por los delitos de fraude y falsificación de documentos públicos en perjuicio de la fe y administración pública, por el despilfarro de 57 millones de lempiras de Casa Presidencial y el FHIS.

“El otro aspecto es un aspecto que pasa porque él (Zelaya) pueda declarar o sea que él pueda declarar como corresponde, y en caso que él se niegue a declarar o que no quiera declarar pues se busque un procedimiento alternativo de manera que al final lo que la Corte quiere es eliminarle esos dos juicios para que no quede ningún juicio pendiente del ex presidente Zelaya”, sostuvo Lobo el fin de semana.

Juicios. Tal como lo adelantó El Heraldo la semana anterior, el juez natural rechazó la pretensión de nulidad de los juicios que hay contra Zelaya, por extemporáneo.

En la parte dispositiva de su resolución, el juez natural resuelve “declarar sin lugar la nulidad de actuaciones solicitada en virtud de no ser este el momento procesal pertinente para conocer de la misma conforme a nuestro ordenamiento legal”.

El juez argumenta que el artículo 167 del Código Procesal Penal establece las oportunidades en que deberá interponerse la nulidad.

El numeral uno de dicho artículo señala que la nulidad de una acusación se debe interponer en la primera audiencia del proceso, es decir en la audiencia inicial.

En este caso, Zelaya no ha sido puesto a la orden de los tribunales para que se pudiera interponer dicho recurso en la audiencia definida.

“Vista así las cosas, a la luz de la legislación procesal penal vigente, esta judicatura estima que lo más consecuente sería declarar sin lugar la solicitud de nulidad, por no haberse interpuesto en la oportunidad procesal señalada en el artículo 167, numeral 1, del Código Procesal Penal”, cita el juez.