Lima. La candidata favorita a la alcaldía de Lima, plaza electoral clave en Perú, dijo este martes que pertenece a una izquierda moderada y liberal que nada tiene que ver con el "militarismo autoritario" del presidente venezolano, Hugo Chávez.

Susana Villarán, una educadora de 61 años que en las últimas semanas emergió con fuerza en las encuestas, lidera ahora la carrera hacia el sillón municipal en unas elecciones vistas por analistas como un barómetro de lo que se viene en los comicios presidenciales de abril del 2011.

De acuerdo al más reciente sondeo de la firma Ipsos Apoyo, Villarán consolidó su liderazgo con el 36,9% de votos emitidos en un simulacro de votación, dejando rezagada a su principal rival, la conservadora Lourdes Flores, que obtuvo 27,8%.

"He sido bastante clara respecto de dónde nos ubicamos como ideología y como partido de una izquierda moderna, liberal, democrática y descentralista", dijo Villarán en un encuentro con la prensa extranjera.

La candidata de Fuerza Social -que congrega a partidos como la Democracia Cristiana- aclaró que su izquierda "no tiene nada que ver con el militarismo autoritario, antiimperialista de una persona como Hugo Chávez", quien impulsa una "revolución socialista" y es un feroz crítico del gobierno estadounidense.

Villarán dijo que su ideología converge más bien con grupos como el bloque de centroizquierda Concertación que gobernó Chile durante dos décadas y el Partido de los Trabajadores del mandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva.

Si bien los peruanos elegirán este domingo a sus líderes regionales y municipales, los comicios son considerados clave debido a que reflejarían el ánimo de los electores de cara a la elección presidencial, a la que Alan García no puede postular porque la ley local prohíbe la reelección inmediata.

La escalada de Villarán inquietó la semana pasada al mercado local, luego de que el banco Barclays Capital dijo que el cambio significativo en la intención de voto a favor de ésta complicaría el panorama si las encuestas nacionales reflejan un mayor apoyo hacia el nacionalista Ollanta Humala.

El militar retirado asustó a los inversores extranjeros cuando definió en 2006 un balotaje con el presidente García con promesas de dar un giro en la política de libre mercado que ha atraído miles de millones de dólares hacia el país.

En esas elecciones Humala recibió el apoyo del mandatario venezolano Chávez.

Pero Villarán intentó este martes aplacar esos temores.

"Nosotros promovemos la inversión privada nacional e internacional que se haga con responsabilidad social y ambiental como en todos los países", afirmó.

"Estado, mercado y sociedad, esa es nuestra ideología central, así que los mercados no estén nerviosos", agregó.

Perú -un importante proveedor de materias primas- es uno de los países de mayor crecimiento del mundo y cerraría este año con una expansión de 8%, según estimaciones oficiales.