Irán y las potencias mundiales discutieron el sábado el controversial programa nuclear de Teherán por primera vez en más de un año y acordaron volver a reunirse el mes próximo, en lo que diplomáticos occidentales calificaron como un desarrollo constructivo debido a sus bajas expectativas.

La jefa de Política Exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, que ha encabezado las negociaciones para las seis potencias internacionales, incluyendo a Rusia y Estados Unidos, dijo en una conferencia de prensa tras un día de conversaciones en Estambul, que habían acordado volver a reunirse con la delegación iraní en Bagdad el 23 de mayo.

Saeed Jalili, el jefe negociador de Irán, dijo en una conferencia de prensa que hubo diferencias de opinión, pero que se había llegado a acuerdo sobre algunos puntos importantes y que las próximas conversaciones deberían enfocarse en medidas para construir confianza mutua.

Irán ha sido golpeado por nuevas olas de sanciones económicas por parte de occidente este año.

Los participantes occidentales habían dicho previamente que lograr acuerdo para una segunda ronda de conversaciones constituiría un día exitoso.

Podría quitar algo de calor a una crisis en la cual las advertencias de Israel de un posible ataque contra las instalaciones de Irán han provocado temores de una gran guerra en un ya poco estable Oriente Medio.

Tras un día en el cual diplomáticos han hablado de un tono más comprometido de los funcionarios iraníes en comparación con la furiosa retórica de ambos lados que ha llenado el lapso desde las últimas reuniones, Ashton calificó las conversaciones como útiles y constructivas.

"Ahora queremos pasar a un proceso sostenido de diálogo", dijo Ashton en una conferencia de prensa, diciendo que los negociadores tomarían un enfoque "paso a paso". "Nos reuniremos el 23 de mayo en Bagdad", agregó.

"La discusión sobre el tema nuclear iraní ha sido constructiva y útil", dijo. "Ahora queremos pasar a un proceso sostenido de diálogo serio, donde podamos tomar pasos urgentes y prácticos para construir confianza", agregó.

Las seis potencias mundiales presentes fueron los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas -Rusia, China, Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña-, más Alemania.

Avances. Un diplomático no iraní dijo que la atmósfera estaba "completamente diferente" a las reuniones previas, mientras los delegados occidentales buscaban señales de que Irán estuviera listo para comprometerse tras más de un año de amenazas en defensa de su derecho a perseguir la energía nuclear, y negar que la quiere para tener la capacidad de construir una bomba atómica.

Ashton dijo a periodistas en Estambul que las potencias negociadoras querían que Irán cumpliera con obligaciones internacionales -es un signatario del tratado que previene la propagación de armas nucleares- y debería corresponder en las negociaciones.

Nunca se esperó que las conversaciones produjeran algún avance importante, pero los diplomáticos creían que un compromiso serio de Irán sería suficiente para programar otra ronda de conversaciones para el próximo mes y comenzar a discutir los problemas en el corazón de la controversia.

Durante el día de la reunión, el viceministro de Relaciones Exteriores y líder de la delegación rusa, Sergei Ryabkov, dijo a la agencia de noticias Interfax: "La atmósfera es constructiva, la conversación tiene un estilo de negocios. Hasta el momento, las cosas están yendo bien".

Occidente acusa a Irán a intentar desarrollar armamento nuclear. Israel -que se cree es el único país de Oriente Medio con un arsenal atómico- ve los planes atómicos de Irán como una amenaza a su existencia y ha amenazado con tomar acciones militares.

Irán dice que su programa es pacífico y ha amenazado con tomar represalias por cualquier ataque cerrando una crucial ruta marítima de tránsito de petróleo.

Estados Unidos e Israel no han descartado llevar a cabo una acción militar para destruir los sitios nucleares de Irán.

La ronda de conversaciones de la mañana fue "completamente diferente" de la reunión anterior hace 15 meses y Jalili no impuso el tipo de condiciones previas como lo hizo en la última reunión a comienzos del 2011, dijo un diplomático.

"Parece que (Jalili) ha llegado con un objetivo de entrar en un proceso, el cual es un proceso serio", dijo el enviado. "Yo diría que ha sido una mañana de trabajo muy útil", agregó.

Irán ha dicho que propondría "nuevas iniciativas" en Estambul, aunque no fue claro si está preparado ahora para discutir el freno a su programa de enriquecimiento de uranio.