Potencias clave del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas llegaron a un acuerdo sobre nuevos individuos y empresas iraníes que integrarán una lista negra bajo una cuarta ronda de sanciones del organismo contra Irán, dijo un diplomático.

El acuerdo despeja el camino para una votación del borrador de resolución que podría realizarse a partir del miércoles, agregó el diplomático de Occidente, según consigna la agencia Reuters.

El embajador francés ante la ONU, Gerard Araud, dijo anteriormente a reporteros que espera que el consejo someta a votación este miércoles lo que sería la resolución con la cuarta ronda de sanciones sobre Irán por su disputado programa nuclear.

Diplomáticos del consejo esperan que 12 de sus 15 miembros, incluyendo a los cinco países con derecho de veto, voten a favor de la resolución. No se espera que Turquía, Brasil y el Líbano aprueben las sanciones.

El borrador de la resolución fue el producto de meses de diálogos entre Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Alemania, China y Rusia.

Las cuatro potencias de Occidente querían medidas más severas -algunas apuntando al sector energético de Irán- mientras que Pekín y Moscú trabajaron duro para diluir las acciones propuestas.

El borrador de la resolución llama a aplicar medidas en contra de nuevos bancos iraníes en el extranjero si se cree que están conectados a programas nucleares o de misiles de Irán, así como también a la vigilancia de transacciones con cualquier banco iraní, incluyendo el banco central.

También expandiría el embargo de armas de Naciones Unidas sobre Teherán.