Washington. Los organismos de inteligencia de Estados Unidos estarían preocupados por un vuelo que hace dos veces al mes la ruta entre Irán y Venezuela.

Según un reporte de la radioemisora de Washington, WTOP, el vuelo de Irán Air 744, que se inició el 2 de febrero de 2007, hace escalas periódicas en Beirut y Damasco.

De acuerdo al ex agente de seguridad israelí, Offer Baruch –citado por el medio-, cuando la gente trata de reservar un asiento en el vuelo, nunca hay espacio disponible, sin importar la fecha en que se trata de hacer la reservación, informó la Voz de América.

Baruch –que actualmente se desempeña como vicepresidente de operaciones de International Shield, que es una empresa privada de seguridad de Texas- dijo que el vuelo está reservado para agentes iraníes, incluyendo Hezbolá, la Guardia Revolucionaria Iraní y otros funcionarios de inteligencia.

Según el reportaje, las autoridades de inteligencia de Estados Unidos temen que el vuelo iraní sea una forma disimulada de mover personas y armas a lugares en América Latina, que podrían utilizarse como puntos de concentración para potenciales ataques de represalia contra Estados Unidos o sus intereses, si fueran bombardeados sitios estratégicos iraníes por fuerzas militares estadounidenses o israelíes.