Buenos Aires. La paralización de la zona de Magallanes en Chile, en protesta por el alza de los precios del gas, está causando inquietud en la zona austral de Argentina, debido a que la movilización chilena incluye cortes de caminos.

La gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, expresó su inquietud de que la protesta mantenga aislada a la provincia por vía terrestre.

Por ello, Fabiana Ríos se comunicó con el ministro del Interior, Florencio Randazzo, para solicitarle "su eventual intervención" ante las autoridades de Chile para que "se arbitren los medios necesarios para gestionar ante quien corresponda que se revierta la interrupción en las rutas", se indicó a través de un comunicado.

Para Fabiana Ríos la situación provocada por los bloqueos de camino es de "enorme gravedad", pues "impide el ingreso y egreso de transporte comercial y de ciudadanos fueguinos", dijo Ámbito.

Asimismo, afecta la provisión "de productos primarios, medicamentos, combustibles, materias primas", entre otros.