Guatemala, Xinhua. La presidencia de Guatemala pidió rectificar el testimonio vertido por un ex militar este jueves en el juicio por genocidio contra el ex jefe de Estado Efraín Ríos Montt, luego que acusara al presidente Otto Pérez Molina de haber ordenado el saqueo y quema de viviendas, durante la guerra interna.

En conferencia de prensa, Gustavo Martínez, secretario general de la presidencia, calificó de "error garrafal", que la fiscalía haya permitido al testigo referirse a personas que no son enjuiciadas.

"No debió permitir que se mencione a un tercero que es inocente y pedimos a las autoridades que se rectifique el error", afirmó Martínez.

Durante el juicio por genocidio, del ex dictador Efraín Ríos Montt (1982-1983), el soldado de las fuerzas especiales élite de Guatemala: Kaibil, Hugo Ramiro Leonardo Reyes reveló ante el juzgado, que el ahora presidente Otto Pérez Molina, ordenó el saqueo y quema de casas de campesinos para su posterior masacre.

"Esta fue una declaración malintencionada y de mala fe en mencionarlo (al presidente), en un proceso donde otros son los acusados" , afirmó el secretario general de la presidencia. "Es una irresponsabilidad que el Ministerio Público no haya sabido que era lo que iba a decir el testigo", añadió.

Guatemala tuvo una guerra interna de 36 años, que culminó en 1996 con la firma de los Acuerdos de Paz y dejó más de 200 mil muertos y miles de desaparecidos, la época más cruenta del conflicto fue durante el gobierno de Ríos Montt (1982-1983), quien ahora enfrenta a la justicia por los delitos de genocidio y delitos contra los deberes de la humanidad.

La declaración del testigo de la fiscalía, tuvo lugar durante el décimo día de haber iniciado el proceso, en el cual más de cien indígenas han relatado historias de terror, en las cuales presenciaron el asesinato de sus familiares, hombres mujeres, ancianos y niños a manos del ejército.