Lima. Los tres favoritos para ganar las elecciones presidenciales de Perú cayeron en las intenciones de voto beneficiando a los rezagados, lo que elevó a "muy alta" la incertidumbre del panorama electoral, según una encuesta de la Universidad Católica divulgada el domingo.

El ex mandatario Alejandro Toledo, que se mantiene como líder en las intenciones de voto, descendió dos puntos porcentuales a 26,6% en la encuesta urbano rural, realizada con una cartilla de votación a 1.570 personas a nivel nacional entre el 4 y 8 de marzo.

Sus más cercanos seguidores registraron bajas en la intención, pero menores.

La legisladora Keiko Fujimori, hija del ex presidente Alberto Fujimori, bajó a 19,3%, desde el 20,3% previo, mientras que el ex alcalde Luis Castañeda, retrocedió a 17,3% desde 17,5%.

"Estos tres candidatos, que han venido congregando la mayor intención de voto hasta ahora, descienden en sus cifras ligeramente, siendo esta disminución en Lima, la que probablemente tiene más impacto en el resultado nacional", explicó la encuestadora en su reporte.

"En cambio, los que han mostrado un incremento importante son los candidatos de Gana Perú, Ollanta Humala, y el de Alianza por el Gran Cambio, Pedro Pablo Kuczynski, este último sobre todo en Lima", agregó el reporte.

El nacionalista Humala subió tres puntos porcentuales y medio, llegando a 15,5% de las preferencias electorales, mientras que Kuczynski, un ex ministro de Economía del gobierno de Toledo, avanzó siete puntos porcentuales, a 10,6%.

Con estas cifras, "el escenario del 10 de abril tiene un componente muy alto de incertidumbre", explicó la encuestadora.

En su campaña electoral, Humala, un militar retirado, ha moderado su discurso radical antimercado, que asustó a los inversionistas en 2006 cuando perdió la presidencia en un balotaje frente a Alan García.

En tanto Kuczynski -quien es respetado como tecnócrata por Wall Street- ha buscado acercarse a los sectores más populares, la mayoría de los cuales decía no conocerlo.

"Kuczynski, en enero de este año, tenía un porcentaje de encuestados que decían no conocerlo de 18,5%. Esa cifra se ha reducido a 8% y ahora es quien en Lima ha ampliado su intención de voto de 7% a 15%", explicó el sondeo de la Universidad Católica.

El sondeo, que tiene un margen de error de 2,47%, mostró además que los votos blancos y viciados alcanzarían 3,7%, mientras que 6,3% de los encuestados dijo no saber por quién votar o no respondió.