La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, anunció medidas "de seguridad social para mejorar directamente" a unas 153.000 damnificados por el trágico temporal que afectó a La Plata y llamó a tener "grandes gestos de solidaridad".

"Mi gran obsesión es que todo llegue a quien lo necesita realmente porque ha tenido una inmensa desgracia. Pido un gran control por parte de la sociedad, por parte de quienes trabajan, por parte de quienes dan. Si alguien hace una `avivada´, que se comunique con las autoridades", enfatizó Cristina.

Durante su discurso transmitido por cadena nacional, la presidenta señaló que el gasto público para mejorar las jubilaciones, pensiones no contributivas, seguro de desempleo y asignación por hijo implicará más de 400 millones de pesos (unos US$77,8 millones).

En ese marco, anunció que los "jubilados y pensionados que reciben el haber mínimo van a recibir un monto adicional por única vez de otras dos jubilaciones mínimas".

Asimismo, dijo que "se va a duplicar el monto de la Asignación Universal por Hijo y la Asignación Universal por Embarazo, por el término de tres meses".

Cristina también sostuvo que "se va a duplicar el monto de la asignación familiar a todos aquellos trabajadores registrados, por el término de tres meses, de acuerdo a las categorías de cada una de sus asignaciones familiares".

Otra medida anunciada por la Presidenta fue "otorgar una prestación adicional a aquellos titulares que reciben el beneficio del seguro de desempleo, por un promedio de 1.065 pesos cada uno de ellos".

También anunció el lanzamiento de una "línea de créditos por 1.400 millones de pesos (US$272,4 millones) para refacción de viviendas sin sorteo, con un máximo por préstamo de 50.000 pesos, mediante verificación de que la vivienda fue damnificada y con una tasa de interés al 7% anual".

Expresó que el Banco Interamericano de Desarrollo, a través de su titular, Luis Alberto Moreno, manifestó que hará "una donación o préstamos no reembolsable de US$200.000" y un "préstamo de US$20 millones para todo lo que sea infraestructura para que la gente vuelva a vivir, si es posible, en una casa mejor que la que tenía".

Agregó que la CAF-Banco de Desarrollo de América Latina también aportará una "donación de US$50.000 y un préstamo de US$100 millones para infraestructura social y también económica de reparaciones de viviendas".

“Quiero agradecer a los argentinos porque están dando un ejemplo de solidaridad con el otro. Si uno está un poco mejor que el que está al lado, volquemos un poco para los que menos tienen”, agregó.

Al comenzar la cadena, Cristina expresó su solidaridad y acompañamiento con las víctimas y damnificados por las lluvias e inundaciones en la ciudad de Buenos Aires y La Plata, que dejaron un saldo de al menos 59 muertos, y remarcó que se adoptarían “medidas en lo inmediato” especialmente para “los sectores más vulnerables, que deben tener una respuesta constante del Estado”.

Al recordar su visita a las zonas afectadas, Cristina destacó que el Barrio Mitre porteño resulta por su ubicación una “palangana”, por lo cual requerirá la próxima semana una reunión con el dueño del shopping Dot de Saavedra para "solucionar el problema”.

Finalmente, observó que "vamos a tener meses de reconstrucción como nos ocurrió año pasado cuando ocurrió el tornado para esta misma época", pero dijo superada la emergencia "será hora de auditar qué es exactamente lo que pasó"