Buenos Aires. Al hablar ante la juventud peronista, la presidenta argentina, Cristina Fernández, acompañada por su marido, Néstor Kirchner –quien se repone de una angioplastia-, criticó a la clase media de su país, a los empresarios y a la oposición.

En su elocución en el Luna Park, afirmó que “quiero hablarle a la clase media tan volátil, universitaria, que muchas veces no entiende y cree que separándose de los laburantes y los morochos les va a ir mejor. Eso es parte de las grandes frustraciones argentinas”.

Según la mandataria, “hemos aguantado lo que nadie aguantó, porque tenemos un proyecto argentino que es parte de la historia. Los empresarios que se quejan nunca han ganado tanta plata. Hemos contenido a todos".

Afirmó que la oposición la ha criticado por ser mujer debido a que “no tienen argumentos políticos valederos para discutir", informó Clarín.

Agregó que “como no tienen argumentos políticos te corren con pavadas. No nos critican por las equivocaciones, sino que nos critican por los aciertos y las buenas políticas. ¿En qué otro momento de la historia del país alguien ha visto insultar con tanta elegancia y soltura a quien ejerce la primera magistratura?".