La presidenta argentina, Cristina Fernández, interrumpió este sábado su descanso navideño en el sur del país y regresó a Buenos Aires tras fracturarse el tobillo izquierdo.

La mandataria sufre una "fractura bimaleolar sin desplazamiento", señaló la Unidad Médica Presidencial, y no un esguince como se informó en un primer momento.

Los facultativos prescribieron a Cristina Fernández "inmovilización, tratamiento sintomático y control evolutivo".

Cristina Fernández se lastimó el tobillo cuando se encontraba en su residencia de Río Gallegos y adelantó su regreso a Buenos Aires dado que los aparatos para hacer tomografías y resonancias del hospital de la ciudad estaban fuera de servicio, según el portal de noticias Opi Santa Cruz.

Tras su llegada al Aeropuerto de Buenos Aires, la jefa de Estado fue trasladada inmediatamente a un hospital de la capital.

La presidenta, de 61 años, tenía previsto regresar a Buenos Aires el próximo lunes tras el descanso con motivo de la navidad.