Brasilia. La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, agradeció este martes a los integrantes cubanos del programa "Más médicos", que cumple dos años de ofrecer servicios de salud a la población de las regiones más pobres del país sudamericano.

La mandataria destacó en la ceremonia en el Palacio de Planalto (sede presidencial) en la ciudad de Brasilia (capital), que gracias a este programa los 5.570 municipios del país cuentan con atención médica.

"Quiero agradecerles y decirles que ustedes estrecharon la relaciones entre Brasil y Cuba. Ustedes son responsables por una relación que hoy no está concentrada, está distribuida por todo el territorio nacional", afirmó.

Durante estos primeros dos años de funcionamiento, "Más médicos" llevó 18.240 profesionales de la salud a 4.058 municipios y 34 distritos sanitarios indígenas brasileños, con beneficio para cerca de 63 millones de personas.

Rousseff agradeció también a los médicos de otras nacionalidades que participan en el programa, pero en especial a los cubanos que son la mayoría entre los extranjeros de apoyo.

"Tengo obligación de referme a un país. Tengo obligación de referirme a la paricipación de médicos cubanos, que dieron muestra, junto al gobierno cubano, de solidaridad, profesionalismo y atención absolutamente humanizada", resaltó.

La funcionaria defendió la contratación de médicos extranjeros, quienes incluso enfrentaron resistencias por parte de colegas brasileños por no tener sus diplomas revalidados en el país.

"Continuamos defendiendo médicos formados en el exterior para garantizar la atención", dijo  Rousseff.

Recordó que en la selección hecha este año, todas las vacantes fueron cubiertas por brasileños, lo que debe celebrarse "porque muestra el efecto positivo de 'Más Médicos'".

El programa corresponde al "Pacto por la salud" propuesto por Rousseff a gobernadores y prefectos de todo el país en junio de 2013, en respuesta a manifestaciones sociales sobre mejoras en servicios públicos.

Brasil fue uno de los países del mundo que contrataba menor candidad de médicos del extranjero, los cuales representaron 1,79% del total en 2014, cuando en países desarrollados llegaban al 20%.

El gobierno tiene como meta crear 11.500 vacantes en los cursos universitarios de medicina para 2017 y 12.400 vacantes de residencia para la formación de especialistas en áreas prioritarias del sistema público de salud.