La presidenta del Congreso, Ana María Solórzano, exhortó a la próxima Mesa Directiva del Parlamento a continuar con las reformas electorales, a fin de que entren en vigencia para los siguientes comicios del 2016.

Entre ellas se encuentran las referidas a la democracia interna, la eliminación del voto preferencial y el financiamiento público directo a los partidos políticos.

“Queda una tarea por delante para la próxima Mesa Directiva, para el próximo presidente del Congreso y no solamente para él, sino para el Pleno, porque debemos tener en claro que la aprobación de estas importantes normas, muchas de ellas requieren votación calificada”, afirmó.

Tras dar cuenta conjuntamente con el titular del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Francisco Távara, de lo avanzado por el Congreso en materia de aprobación de reformas electorales, Solórzano destacó la importancia de que los proyectos pendientes sean aprobados y reglamentados antes de diciembre de este año.

“El Congreso de la República tiene que continuar con las reformas que aún faltan y tendría plazo máximo hasta fin de año, estamos hablando de noviembre y diciembre para que de esta manera con su reglamentación y publicación puedan ser ya efectivas para las siguientes elecciones”, indicó.

La titular del Parlamento consideró importante que la ciudadanía conozca los avances en la reforma electoral, especialmente estando ad portas de la próxima elección presidencial en el 2016.

Entre las seis normas aprobadas por el Congreso en materia electoral, destacó las referidas a impedir la reelección inmediata de gobernadores regionales, alcaldes provinciales y distritales; la que crea la denominada "curul vacía"; y la consulta popular de revocatoria de autoridades regionales y municipales.

Asimismo, valoró la aprobación de la norma sobre la ventanilla única de antecedentes de los candidatos; y las modificaciones a las declaraciones de las hojas de vida de los postulantes.

Sólorzano destacó que estas normas "van de la mano" con la transparencia que la población demanda para saber “quiénes son las personas que buscan la confianza del pueblo” a través del voto popular.