San José, Xinhua. La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, inició este miércoles una serie de reuniones con los jefes de fracción de los partidos de oposición con el fin de definir una agenda de consenso para el año que le resta a su gobierno.

La mandataria y el ministro de la Presidencia, Carlos Ricardo Benavides, recibieron este miércoles a los jefes de fracción de los partidos Acción Ciudadana (PAC) y Movimiento Libertario (ML), los dos grupos opositores con mayor cantidad de diputados en la Asamblea Legislativa.

Benavides señaló que las reuniones de hoy se enfocaron principalmente en escuchar y conocer la visión de los opositores en temas que se están abordando actualmente y en los proyectos de ley que el gobierno considera necesarios, para darles mayor impulso en los próximos meses.

"Con el PAC, básicamente tocamos la existencia de algunos proyectos de interés mutuo como el de vivienda para la clase media y fecundación in Vitro. Por otro lado, con el Movimiento Libertario, también escuchamos sus propuestas y proyectos de su interés y les manifestamos la urgencia de aprobar el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea (UE)", dijo el ministro.

El gobierno también planteó el tema de las reformas al reglamento legislativo con el fin de que se establezcan plazos para la aprobación la votación de los proyectos, y no se puedan extender las discusiones indefinidamente.

"Este es un primer intercambio de impresiones que esperamos seguir alimentando y trabajando durante el año entero", comentó el ministro Benavides.

Este jueves las reuniones continuarán con el Partido Unidad Social Cristiana, mientras que el viernes será el encuentro con los diputados de Accesibilidad Sin Exclusión (PASE), Restauración Nacional, Renovación Costarricense y el Frente Amplio.