Buenos Aires.- El presidente argentino, Mauricio Macri, dijo este viernes que la pobreza aumentó en los últimos meses en el país debido a que una fuerte caída de la moneda doméstica generó un aumento de los precios al consumidor.

Los índices de pobreza se redujeron en el 2017 a 25,7% desde el 30,3% de fines de 2016, gracias a una incipiente recuperación de la actividad económica y a un camino descendente de la inflación.

Sin embargo, desde abril la economía local se vio afectada por el alza de tasas a nivel internacional, la aversión al riesgo y ruidos políticos en Argentina que llevaron a una mayor demanda de dólares, lo que causó una devaluación del peso de casi el 38% y un nuevo repunte inflacionario.

"Lamentablemente, esta devaluación que tuvimos trajo un rebote en inflación, y la inflación es el mayor generador de pobreza, con lo cual lamentablemente vamos a ver que parte de lo que habíamos conquistado como reducción de pobreza lo vamos a perder", dijo Macri en una conferencia de prensa desde la provincia norteña de Jujuy.

Macri dijo que se crecerá nuevamente el año próximo, pero aclaró que "no mucho".

Macri, que probablemente buscará ser reelecto en los comicios presidenciales de octubre de 2019, había usado "pobreza cero" como eslogan de campaña en el 2015 y solía decir que quería que se lo juzgara en base a ese objetivo.

Los economistas consultados por el banco central pronostican que la economía se contraerá un 0,3% este año, comparado con un crecimiento de 2,9% en el 2017, y proyectan una inflación a fines del 2018 del 31,8%, por arriba del 24,8% de fines del 2017.

Macri dijo que se crecerá nuevamente el año próximo, pero aclaró que "no mucho".