Brasilia. El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, tratará de usar la influencia del país para disuadir a Irán de desarrollar armas nucleares cuando visite Teherán el mes próximo, dijo el mandatario este miércoles.

Brasil, cuyos vínculos comerciales con Irán se han fortalecido en años recientes, ha ofrecido su ayuda en la mediación del punto muerto entre Occidente y Teherán por su programa nuclear y ha dicho que nuevas sanciones contra ese país serán contraproducentes.

"Espero que podamos convencer a nuestros amigos iraníes en contra de dar un paso precipitado hacia el desarrollo de armas nucleares", dijo Lula a la prensa en Brasilia.

El popular jefe de Estado agregó que seguiría trabajando para convencer a miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU de que sanciones contra Irán no resolverían "absolutamente nada".

"Estamos convencidos de que Brasil tiene el peso para cumplir este rol en el mundo", sostuvo.

Lula formuló las declaraciones tras reunirse con su homólogo de Venezuela, Hugo Chávez, quien ha formado estrechos vínculos con el presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, que al igual que Chávez es enemigo de Estados Unidos.

El viaje que realizará Lula a Irán en mayo tendrá lugar luego de una visita de Ahmadinejad a Brasil el año pasado y en momentos en que aumenta el apoyo en la ONU hacia nuevas sanciones contra Teherán por su programa nuclear, que Washington sospecha que apunta a la creación de armas.

Analistas afirman que el Gobierno de Lula, que tiene un puesto temporal en el Consejo de Seguridad de la ONU, se considera a sí mismo un importante freno a la repetición de un consenso apresurado, basado en evidencia poco clara, que condujo a la guerra contra Irak en 2003.

Brasil ha dicho que está a favor de reanudar un compromiso en virtud al cual Irán podría exportar su uranio a otro país a cambio de combustible nuclear que dice que necesita para propósitos de investigación médica.

"Brasil no está trabajando con la teoría de ser el depositario del uranio de Irán. Estamos trabajando con otras teorías y obviamente hay lugares más cercanos a Irán", afirmó.