Brasilia. El presidente de Brasil, Michel Temer, dijo a periodistas este jueves que está bien recuperado de unos problemas de salud que lo han hecho trasladarse entre Sao Paulo y la capital Brasilia en los últimos meses para recibir tratamiento médico.

    En los últimos días, Temer ha cancelado su participación en algunos actos oficiales buscando recuperarse en una residencia presidencial tras someterse a un tratamiento por una infección del tracto urinario.

    Respondiendo a preguntas de periodistas durante una breve caminata matutina, Temer dijo que su salud estaba "perfecta y muy recuperada, gracias a Dios".

    Aún así, Temer dijo que tendrá que viajar a Sao Paulo, la ciudad más grande de Brasil, para realizarse otra serie de exámenes esta semana.

 Temer ha cancelado una serie de eventos oficiales programados para enero. El próximo viaje que permanece en su agenda es al Foro Económico Mundial que se realizará en Suiza a finales de mes.

    Temer, un impopular líder que intenta impulsar una serie de reformas antes de las elecciones presidenciales de octubre de 2018, se sometió en octubre a un tratamiento por una obstrucción aórtica y un agrandamiento de la próstata.

    En las últimas semanas, el mandatario ha sufrido problemas en el tracto urinario, en medio de unas complicaciones surgidas después de una cirugía realizada en diciembre.

    Temer ha cancelado una serie de eventos oficiales programados para enero. El próximo viaje que permanece en su agenda es al Foro Económico Mundial que se realizará en Suiza a finales de mes.