El presidente de Paraguay, Horacio Cartes, lanzó duras críticas este miércoles a todos sus correligionarios cuyos intereses personales están sobre los populares. Dijo que este grupo ve al Partido Colorado como “una maquinaria electoral”.

“Agradecería a los correligionarios que no piensen en su dirigente sino que piensen en todos los paraguayos”, manifestó hoy el mandatario, luego de un recorrido en las instalaciones de la Dirección de Material Bélico (Dimabel), ubicado en la ciudad de Priribebuy.

El presidente fue consultado sobre el supuesto internismo en la ANR, ante las próximas elecciones municipales. Hablar de ello, es “apresurado”, manifestó.

Luego, reiteró un mensaje a sus correligionarios que se alistan a disputar estas elecciones: “Tenemos que saber que la gente es lo importante y no nosotros (...). Todo lo inoportuno entorpece”.

El compromiso asumido durante la campaña, de “poner en primer lugar la bandera paraguaya y luego la bandera colorada”, se mantiene, advirtió.

Así también aprovechó para recordar que hoy se cumplen tres años de aquella “histórica” convención colorada en la que se modificó el estatuto del partido para habilitarlo a él como candidato a la presidencia de la República.

Dijo que a modo de festejo, envía el “abrazo republicano” a todos los convencionales que participaron en aquella ocasión. “Esa histórica convención permitió que el Partido Colorado vuelva al poder”, manifestó.