Santiago. El presidente chileno, Sebastián Piñera, manifestó que "el diálogo es el camino para resolver los problemas con Perú y Bolivia" y que el objetivo de su gobierno es mirar al futuro en relación con estos dos países vecinos.

“Las relaciones Chile y Bolivia y entre Chile y Perú están mirando al futuro, a resolver los problemas. El pasado nos divide. El futuro nos une. Y el futuro tiene que ganarle siempre al pasado", dijo Piñera en su último acto público en la capital británica.

"Hemos tenido una conversación franca y directa tanto con Bolivia como con Perú", explicó Piñera, quien recordó que "hace pocos días hablábamos con el presidente Evo Morales".

Piñera se refirió al Silala, región del suroeste de Bolivia fronteriza con Chile donde existen recursos hídricos que, según el Gobierno de La Paz, fluyen artificialmente al país vecino y que, para Santiago, forman parte de un río de curso internacional. "El tema del Silala está siendo conversado y analizado. Hubo una propuesta que fue acordada por los dos países. Desgraciadamente no ha sido todavía aprobada por ambos países, pero el diálogo es el camino para resolver los problemas con Bolivia, con Perú y con nuestros vecinos. Es el camino que conduce a los acuerdos y a las soluciones", insistió.

Recordó el caso del enclave marítimo en el puerto de Ilo, que Perú entregó a Bolivia hace años y que "aún no se ha desarrollado". "Esperamos que se desarrolle, igual que esperamos que se desarrollen las relaciones entre los países vecinos. Chile está buscando las mejores relaciones con el mundo entero, pero muy especialmente con nuestro continente”.