Santiago. El presidente de Chile, Sebastián Piñera, comunicó a los dirigentes de la alianza de gobierno que ya comenzó el proceso para vender el canal de televisión abierta, Chilevisión, y que no se optara por traspasarlo a una fundación como se había señalado previamente.

El mandatario comentó a sus cercanos que la propiedad del medio de comunicación se estaba convirtiendo en un problema, por lo que su vínculo con la empresa se acabará completamente durante las próximas semanas.

Desde el gobierno han comentado que el proceso es irreversible y está a cargo del ingeniero comercial José Cox y el abogado Fernando Barros, indicó La Tercera.

La operación se encontraría en una fase avanzada y el precio fijado para la venta del canal, que es uno de los más exitosos de la señal abierta chilena, sería de US$ 160 millones.

Un conglomerado mexicano, otro español y uno argentino estarían compitiendo por comprar Chilevisión, para lo cual los argentinos estarían preparando una contraoferta en los próximos días.

El hecho de que Piñera mantuviera la propiedad de la empresa había despertado críticas en la oposición, principalmente bajo el argumento de que existía incompatibilidad en que el dueño de un canal incidiera en la nominación del directorio del canal público chileno, TVN.