Santiago. El presidente chileno, Sebastián Piñera, instó este viernes a un grupo de reos de la etnia local Mapuche, acusados bajo una ley antiterrorismo, a deponer una dilatada huelga de hambre y afirmó que el gobierno busca cambios legales para mejorar el proceso judicial.

Una treintena de indígenas suma más de 50 días en la protesta, rechazando ser procesados o condenados bajo la ley contra el terrorismo ni sometidos a un doble juicio, civil y militar, por delitos vinculados a reclamos de tierras ancestrales en el sur del país.

"Quiero pedirle a todos y todas los que estamos preocupados por la salud y vida de los huelguistas, que nos ayuden para lograr que se deponga esa huelga", dijo Piñera en una alocución.

En días recientes, los indígenas presos han empezado a mostrar cuadros de deterioro en su salud, lo que despertó la preocupación de las autoridades.

El mandatario explicó que la próxima semana su gobierno enviará dos proyectos de ley al Congreso. El primero "moderniza la justicia militar reduciendo su ámbito para que sea más consistente y compatible con una democracia, con un Estado de derecho".

La otra propuesta busca tipificar mejor el delito antiterrorista, añadió.

"Son señales que el gobierno da para encontrar una solución que nos permita en este Bicentenario unirnos todos", acotó.

La ley antiterrorismo fue promulgada durante la dictadura del general Augusto Pinochet, quien gobernó entre 1973 y 1990.