Santiago. El presidente chileno, Sebastián Piñera, notificó de su primer cambio de Gabinete para afrontar un año marcado por reformas clave y en medio de una baja en su popularidad.

El cambio de gabinete ocurre un día después de que el ministro de Defensa, Jaime Ravinet, presentara su renuncia y se convirtiera en la primera baja desde que el mandatario llegó al poder en marzo del año pasado.

"Todos los futuros ministros jurarán y asumirán sus carteras este domingo", dijo la portavoz del Gobierno, Ena von Baer, al detallar los cambios.

Recientes sondeos muestran un sensible descenso en la aprobación al mandatario, que en su primer año de Gobierno enfrentó las consecuencias de un devastador terremoto en febrero del 2010 y el exitoso rescate de 33 mineros atrapados por más de dos meses bajo tierra.

"Los cambios buscan solucionar problemas estratégicos, como en el caso de las carteras de Energía y Minería, mientras intentan acallar las críticas de su coalición de Gobierno, entregando dos ministerios a partidarios", dijo Guillermo Holzmann, analista político de la Universidad de Valparaíso.

El ajuste ministerial ordenado por Piñera,incluye la salida de los actuales ministros de Transporte y Trabajo y la decisión de encargar al titular de Minería, Laurence Golborne, la cartera de Energía.

Golborne, actualmente uno de los políticos con más alta popularidad en el país sudamericano, tendrá que enfrentar una dura crisis en el extremo sur del país por la eliminación de un subsidio al gas para la población.

El nuevo titular de Defensa será Andrés Allamand, un abogado y senador de una región sureña por el partido Renovación Nacional, uno de los integrantes de la coalición de Gobierno.

En tanto, la nueva ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, es una economista y se desempeñaba actualmente como senadora por el conservador partido Unión Democrática Independiente (UDI), otro miembro de la alianza oficialista.

El nombre del ministro de Transporte sería informado posteriormente, agregó Von Baer.