Santiago.- El presidente de Chile, Sebastián Piñera, realizó este jueves su primer ajuste ministerial tras cinco meses en el poder, luego que reiterados errores de manejo comunicacional en algunas carteras complicaron la agenda del gobierno.

El mandatario de centroderecha decidió sacar de sus funciones al ministro de Educación, Gerardo Varela y a la encargada de Cultura, Alejandra Pérez.

Además, la ministra de Medio Ambiente, Marcela Cubillos, dejó su puesto para ocupar el cargo en Educación.

El cambio de gabinete ocurre en momentos que sondeos muestran un estancamiento en el apoyo al Gobierno y un alza en su desaprobación, tras comentarios de los funcionarios salientes que opacaron anuncios o logros en materia de infancia, equidad y crecimiento económico.

El exministro Varela fue uno de más cuestionados en las últimas semanas por haber propuesto la realización de "bingos" para reparar colegios públicos con problemas de infraestructura, luego de que también se enfrentó con grupos feministas.

El exministro Varela fue uno de más cuestionados en las últimas semanas por haber propuesto la realización de "bingos" para reparar colegios públicos con problemas de infraestructura, luego de que también se enfrentó con grupos feministas.

Otros comentarios de funcionarios también han complicado la estrategia de Piñera de posicionarse en temas sociales abandonados por la antigua coalición gobernante de centroizquierda, mientras su Gobierno se apoya en una economía en repunte pero que no logra brillar en la creación de empleos.

En reemplazo de Cubillos, el mandatario nombró a Carolina Schmidt, una exministra en el primer gobierno del conservador. En Cultura, en tanto, nominó a Mauricio Rojas.