Bogotá. El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, califica como "triste y desgarrador" que un efectivo de la Policía haya colaborado presuntamente con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para que ese grupo rebelde atacara un puesto policial en la isla de Gorgona, donde murió un uniformado y cuatro resultaron heridos.

"El hecho triste, desgarrador, de un traidor que colaboró para que atacaran el puesto de Policía y asesinaran a un teniente en Gorgona, miembro de la Policía. Son hechos que no tienen por qué presentarse", declaró el mandatario en la ceremonia de ascensos de oficiales de la institución armada, realiza en la capital colombiana.

El pasado jueves, las autoridades capturaron al suboficial de policía Buenaventura Orobio, quien fue acusado de haber entregado información a las FARC para que los rebeldes atacaran un puesto policial en la isla de Gorgona, sobre el Océano Pacífico.

"Por eso también, general Rodolfo Palomino (director de la Policía) y las Fuerzas Armadas en general, les he dicho y les reitero: fortalezcamos nuestra contrainteligencia, fortalezcamos los procedimientos de los controles internos", aseveró Santos

La Fiscalía afirmó que el uniformado detenido y presentado ante un juez en Bogotá tenía "constante comunicación" con dos jefes de las Farc con quienes dirigieron el ataque contra la estación de Timbiquí (suroeste), ocurrida el pasado 22 de noviembre.

Según la Fiscalía, Orobio "contribuyó de manera eficaz en la muerte del teniente John Álvaro Suárez, víctima mortal de la ataque a la isla Gorgona.