Bogotá. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, se unió a las voces que reclaman sobre la forma en que el líder libio, Muammar Gaddafi, ha sofocado la revuelta contra su gobierno.

A través de su cuenta en Twitter, el mandatario señaló que “lo que está pasando en Libia es inaceptable. Condenamos la forma en que se actúa contra la población de ese país”.

En Latinoamérica, el gobierno peruano rompió este martes relaciones diplomáticas con Libia debido a la violenta represión aplicada por Gaddafi contra los opositores que piden un cambio de gobierno.

Diferente fue el caso de Nicaragua, donde el presidente Daniel Ortega solidarizó con el líder libio, señalando que Gaddafi "está librando una gran batalla”.

Igual posición tomó el ex mandatario cubano, Fidel Castro. “Lo que para mí es absolutamente evidente es que al gobierno de Estados Unidos no le preocupa en absoluto la paz en Libia, y no vacilará en dar a la OTAN la orden de invadir ese rico país”, afirmó.