Bogotá. La mayor guerrilla de Colombia pretende ejecutar un crimen o un secuestro de gran impacto para sabotear la segunda vuelta de la elección presidencial, denunció el martes el presidente Álvaro Uribe, quien pidió apoyó a la ciudadanía para evitar el plan de los rebeldes.

Históricamente la guerrilla intensifica sus ataques y hostilidades durante las campañas y las elecciones para ganar protagonismo político y mostrar su poderío militar.

Los colombianos irán a las urnas el 20 de junio para elegir en segunda vuelta al sucesor de Uribe entre el candidato oficialista del Partido de la U, Juan Manuel Santos, y el líder del Partido Verde, Antanas Mockus.

"Algunos ciudadanos de Gigante, en el departamento del Huila, nos han informado que esa organización terrorista de la Teófilo Forero, de las FARC, tienen un equipo de terroristas con uniformes de la fuerza pública y que están planeando un crimen o un secuestro en estos días previos a elecciones", dijo Uribe en declaraciones a periodistas.

Las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) son el grupo guerrillero activo más antiguo del hemisferio y dicen luchar por imponer un sistema socialista en este país de más de 44 millones de habitantes con marcadas diferencias entre ricos y pobres.

Uribe ofreció una recompensa de US$50.000 por información que permita capturar a los guerrilleros que suplantando a las FF.AA.

El grupo rebelde ha sido diezmado por una ofensiva que impulsa Uribe desde que asumió el poder en el 2002 y que ha sido apoyada por Estados Unidos.

En medio de esa ofensiva han muerto importantes comandantes guerrilleros mientras que miles de combatientes desertaron, lo que redujo la capacidad militar de las FARC que pasó de unos 17.000 hombres en armas a unos 9.000 en la actualidad, de acuerdo con fuentes de seguridad.

Pero la guerrilla, replegada a apartadas zonas selváticas y montañosas, aún mantiene presencia en regiones estratégicas para la producción y el tráfico de cocaína en las que ha resistido la ofensiva militar.

La columna Teófilo Forero es una estructura militar responsable de varios de los más espectaculares golpes realizados por las FARC en los últimos años, como el secuestro de un grupo de personas de un edificio de apartamentos de la ciudad de Neiva, a donde llegaron haciéndose pasar por policías.

En diciembre pasado, un comando de esa columna disfrazado con uniformes militares llegó a la ciudad de Florencia y secuestró al gobernador del departamento del Caquetá, Luis Francisco Cuéllar, al que asesinaron horas después.

Uribe ofreció una recompensa de US$50.000 por información que permita capturar a los guerrilleros que suplantando a las Fuerzas Armadas pretenden ejecutar ataques.

"Hago un llamado a la fuerza pública en todo el país, para que estemos en alerta y (...) también pido toda la cooperación de la ciudadanía para que evitemos estos crímenes", concluyó.