Bogotá. Colombia y Francia iniciaron una nueva etapa en sus relaciones al diversificar acuerdos a áreas distintas al narcotráfico que permitirán ampliar la cooperación comercial y técnica, dijo este lunes el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, durante una visita a París.

Después de un encuentro con el primer ministro francés, Francois Fillon, el mandatario colombiano destacó que la agenda bilateral ahora incluye temas como medioambiente, educación, transporte y tecnología, aunque no dio precisiones.

"Tuvimos una reunión muy fructífera, porque dijimos: esta es la primera reunión oficial en donde ya tenemos una nueva agenda. Ya no es narcotráfico, terrorismo o Ingrid Betancourt; ya son dos temas que van a beneficiar a nuestros pueblos", dijo Santos al termino del encuentro, según declaraciones difundidas en Bogotá por la presidencia de Colombia.

En las declaraciones no fueron detallados qué acuerdos planean suscribir los gobiernos de Colombia y Francia durante la visita oficial de Santos que concluye el miércoles.

El gobierno de Santos busca diversificar sus relaciones internacionales no sólo con Europa, sino también con Estados Unidos, su principal socio comercial y aliado contra el narcotráfico, que por más de dos décadas estuvieron marcadas en la lucha contra las drogas y los grupos armados ilegales.

Las relaciones de Bogotá y de París se concentraron en los últimos años en el secuestro de las ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, quien permaneció más de seis años privada de la libertad por las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el mayor grupo guerrillero que opera en la nación andina.

La política franco colombiana fue rescatada en julio de 2008 por el Ejército, junto con tres estadounidenses y 11 efectivos de las Fuerzas Armadas.

El mandatario colombiano reveló que durante el encuentro con Fillon analizaron la ayuda al sector agropecuario, las necesidades y avances en educación, transferencia de tecnología, medioambiente y la nueva agenda del G-20.

Francia, dada su experiencia, "puede ayudar enormemente" en materia de producción de alimentos a Colombia, que a su vez tiene un gran potencial para apoyar al mundo en la crisis alimentaria, agregó.

También pidió a Francia dejar de ignorar a América Latina y dijo que es una región importante para el mundo.

"No es buen negocio seguir ignorando a América Latina, nosotros estamos irrumpiendo en el mundo y vamos a proyectarnos como uno de los motores del crecimiento y el desarrollo", aseguró Santos.