Managua. El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, admitió que 195 personas murieron desde que estalló la crisis que sacude a su Gobierno desde abril pasado, en una entrevista con la cadena de televisión estadounidense CNN.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, sin embargo, cifra el número de víctimas mortales en 295, mientras que ONG de derechos humanos elevan el dato a más de 400 víctimas.

Ortega, que brindó la entrevista este fin de semana en su despacho en Managua, adujo que las cifras de muertos, heridos y desaparecidos que han divulgado organismos humanitarios no son reales.

"Estos datos que se manejan a través de algunos organismos de derechos humanos y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) no han sido depurados. Simplemente son denuncias que han recibido y van sumando, van sumando, van sumando", afirmó.

Ortega propuso "crear las condiciones para fortalecer" el diálogo nacional y dijo que para ello ha estado en contacto "con el secretario general de las Naciones Unidas y otros organismos internacionales".

"Los datos que tenemos nosotros, y que no son poca cosa tampoco, son 195 fallecidos", acotó el mandatario de 72 años, que atribuyó las muertes a "enfrentamientos" entre fuerzas gubernamentales y manifestantes.

Ortega criticó a reconocidas organizaciones humanitarias como Amnistía Internacional. Dijo que han realizado "visitas de médico" (muy breves) y que son manipuladas por ONG locales enfrentadas al Gobierno. "Estos organismos mueven gente que llegan a poner denuncias e inventan cualquier cosa", aseguró.

Dice querer "fortalecer" el diálogo nacional. El mandatario, cuya renuncia exige la oposición, descartó celebrar un referéndum para consultar si la población desea o no elecciones anticipadas, porque eso que resultaría muy costoso.

Propuso, en cambio, "crear las condiciones para fortalecer" el diálogo nacional, actualmente suspendido, y dijo que para ello ha estado en contacto "con el secretario general de las Naciones Unidas, con otros organismos internacionales y con el cardenal (Leopoldo) Brenes", presidente de la Conferencia Episcopal.

Nicaragua vive una profunda crisis desde abril pasado, cuando una protesta estudiantil derivó en manifestaciones contra Ortega tras la violenta acción de policías y fuerzas paramilitares. Además de las diferentes cifras de víctimas mortales, ONG de derechos humanos reportan más de 2.800 heridos, así como cientos de detenidos y desaparecidos.

La emisora estadounidense divulgó en su sitio web fragmentos de la entrevista, que se transmitirá íntegra en Latinoamérica este lunes.