La Paz. El presidente de AeroSur, Humberto Roca, pidió ayer disculpas a quienes se hayan sentido ofendidos en Bolivia por sus declaraciones a medios extranjeros y, aunque alegó que fue malinterpretado, ratificó el sentido de las mismas. Además, dijo, los procesos en su contra “no tienen fundamento”.

“Bolivia y Venezuela tienen una gran masa de gente pobre, no por insultarlos, sino porque son ignorantes a propósito por culpa de los políticos. Al ignorante se le da una lata de alcohol y tres ponchos amarillos y vota por el diablo para tener cuernos. En Bolivia, aproximadamente el 70% de la gente no participa de una elección, sino de una votación... (vota) sin capacidad de análisis”.

Ésas son las declaraciones del presidente Ejecutivo de AeroSur, extractadas de una entrevista publicada el lunes en el periódico paraguayo ABC. Ayer, en teleconferencia de prensa desde Madrid (España), Roca pidió disculpas por las mismas, pero indicó que sus declaraciones estaban relacionadas con el prebendalismo de los respectivos gobiernos de turno.

“Quiero enfáticamente pedir disculpas si alguien se sintió ofendido”, pero la alusión a la forma de votación estaba relacionada con las “prebendas que son momentáneas y que fueron y son aprovechadas por los antiguos y por el actual (gobierno); los cuales nos han dejado en una situación de pobreza, con personas que no tienen condiciones de recibir toda la información que necesitan para hacer un análisis, y es de eso de lo que se aprovechan los políticos y adrede mantienen a la gente en esa condición de ignorancia”, manifestó.

El martes, la Fiscalía de La Paz presentó la imputación formal contra Roca por el delito de enriquecimiento ilícito. El fiscal asignado al caso, Edward Mollinedo, informó que el Ministerio Público también solicitó la detención preventiva del empresario cruceño en la cárcel de San Pedro.

Procesos. Además del proceso por “Enriquecimiento Ilícito con Afectación al Estado”, Roca arrastra otro por desacato. Además, la aerolínea AeroSur lleva adelante otros procesos contencioso-tributarios.

El abogado de Roca, Jorge Valda, indicó que la imputación de la Fiscalía está basada principalmente en declaraciones del propio Roca sobre su patrimonio, en el hecho de que tiene más de 60 vehículos y por los procesos que le sigue el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN).

“El fundamento principal y, a la vez, gran contradicción de la imputación es que por el simple hecho de que los autos no se encuentran registrados a su nombre, sino a nombre de su hijo (20) que no tiene ingresos, se estaría generando un enriquecimiento ilícito”, explicó a La Razón.

La Fiscalía hizo “una imputación que no tiene sentido y carece de fundamento (...), lo único que he hecho es denunciar una probable corrupción en Boliviana de Aviación (Boa) y a partir de ello comienza esta persecución”, manifestó Roca. Este medio intentó comunicarse con el fiscal Mollinedo, pero su celular estaba en manos de terceros.