La Paz. El presidente de Bolivia, Evo Morales, se refirió a esta nueva jornada de alegatos orales del juicio entre su país y Chile en la Corte Internacional de Justicia en La Haya.

“Chile insistió en que el Tratado de 1904 resolvió todos los problemas con Bolivia, sin embargo, también reconocieron que en sus notas de 1920 y 1950 ofrecen una salida soberana, independientemente de este tratado”, señaló el mandatario altiplánico.

De acuerdo al presidente boliviano, el Tratado de 1904 “no garantiza paz ni menos amistad”, y que los abogados de Chile no presentaron argumentos capaces de contrarrestar los alegatos bolivianos.

“El Tratado no garantiza paz y menos amistad, escuchamos permanentemente -y cada año- ejercicios combinados con Ejercito Chileno y Norteamericano, incluso sin garantizar la soberanía del pueblo chileno”, explicó.

En la misma retórica, el presidente boliviano enfatizó que los argumentos chilenos durante esta jornada tampoco se refirieron -al que según él es el origen del conflicto- a la Guerra del Pacífico y “la invasión chilena a Antofagasta”.

“Chile ha eludido referirse al principal problema, la invasión a Antofagasta de 1879, si no hubiera invasión de 1879 no habría demanda”, apuntó.

Según el punto de vista de Morales, los alegatos chilenos mostraron una evidente contradicción, considerando esta primera jornada de argumentos de Chile como positiva para las pretensiones bolivianas.

“Este primer día de alegatos de Chile nos fortalece, alimenta nuestros argumentos,ningún abogado ni agente chileno ha demolido todas las pruebas que han presentado nuestros abogados”, agregó.

Morales regresó a La Paz este miércoles en la noche, para participar de las actividades del Día del Mar, que celebrarán este viernes en Bolivia, para regresar el sábado a La Haya y presenciar las dos últimas jornadas de la etapa oral.