La Paz. En respuesta a su colega de Chile, Sebastián Piñera, el presidente Evo Morales afirmó este lunes que la decisión boliviana de no contrademandar a ese país en la controversia por los recursos hídricos del Silala no implica, en ningún caso, una admisión de que ese recurso sea parte de un río internacional, tal como argumenta La Moneda en la demanda que presentó contra Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Por el contrario, dijo que los ductos artificiales construidos por Chile prueban el desvío y “uso indebido e ilegal” que hizo Chile del agua de los manantiales que se encuentran en Bolivia.

Este domingo, en una entrevista con la agencia de noticias EFE en La Haya, Morales informó que Bolivia había desistido de presentar una contrademanda contra Chile en este caso "por recomendaciones jurídicas de carácter internacional".

Poco después, en su cuenta en Twitter, Piñera insinuó que esa determinación ratificaría la tesis de su país de que el Silala es un río internacional. "Ante la decisión de Bolivia de no contrademandar, ratificó la posición chilena: el rio Silala es un río internacional. Chile usa sus aguas de acuerdo al derecho internacional y tiene plena confianza en la fortaleza jurídica de su demanda ante la Corte Internacional de Justicia", escribió.

Hasta septiembre, Bolivia debe presentar la contramemoria en este proceso, un documento en el que se responde a los argumentos jurídicos e históricos que sustentan la demanda chilena.

El canciller chileno Roberto Amuero también se refirió al tema en Twitter y con la misma interpretación de Piñera: "Bolivia decidió no presentar una contrademanda en el caso Silala. Una cosa es segura: la fortaleza de los argumentos de Chile no deja espacios para dudas ni contraofensivas. El Silala es un río internacional, el derecho internacional da derecho a Chile a usar sus aguas", dijo.

Morales respondió este lunes a Chile por el mismo medio: “Chile se equivoca si considera que Bolivia admite que aguas del manantial del Silala son "río internacional". Los ductos artificiales para desviar esas aguas son prueba del uso indebido e ilegal de ese recurso natural. Sin descartar el diálogo, haremos prevalecer nuestro derecho”, escribió en su cuenta en Twitter.

Evo Morales dice que se descartó plantear una contrademanda a Chile por el Silala

Durante este sábado y domingo, el mandatario estuvo en La Haya, Países Bajos, precisamente para tratar la preparación de la contramemoria en el juicio instaurado por Chile ante la CIJ. Justamente en ese encuentro, en el que participaron el equipo jurídico nacional e internacional, se optó por no presentar la contrademanda.

Hasta septiembre, Bolivia debe presentar la contramemoria en este proceso, un documento en el que se responde a los argumentos jurídicos e históricos que sustentan la demanda chilena. Bolivia defiende el hecho de que ese recurso, ubicado en la frontera, en Quetena Chico, Potosí, nace y muere en suelo boliviano y que proviene de bofedales.

Es más, apoya su interpretación en la infraestructura civil construida por Chile para canalizar y desviar el agua a su territorio desde hace más de 100 años, cuando se le concesionó el uso de agua para ferrocarriles, concesión que ahora está anulada.

Ya en 2009 se llegó a un principio de acuerdo entre ambos Estados, en el que el gobierno de Santiago aceptaba pagar por el 50% del recurso que utilizaba y el resto una vez se defina su pertenencia. Pero en Potosí se exigía el pago de la deuda histórica, lo que terminó por frenar un potencial acuerdo ante la renuencia chilena.

Evo Morales desea resolver vía diplomática la controversia por el Silala

Ahora el caso está en estrados judiciales y Morales volvió a expresar su disposición de avanzar en  una solución diplomática, aunque también dejó establecido que de no ser así Bolivia hará respetar sus derechos.

El ministro de Justicia, Héctor Arce, es parte del equipo nacional y reiteró que Bolivia no descarta el diálogo.

"Bolivia de la mano del Presidente @evoespueblo siempre ha actuado con la máxima responsabilidad y seriedad jurídica, defendiendo por sobre todo la verdad y los intereses del pueblo boliviano, no descartando jamás el diálogo diplomático Esperamos de #Chile una actitud similar", escribió Arce en su cuenta en Twitter.