La Paz. El presidente Evo Morales advirtió este miércoles el riesgo que corre el proceso de cambio que lidera desde enero 2006, si la oposición de "derecha y privatizadora" se impone en las elecciones departamentales y municipales a realizarse en Bolivia el 29 de marzo.

"Por encima de personas, está nuestra revolución, la lucha que hicimos, nuestro proyecto político (...) Si perdemos con la derecha y privatizadores, de verdad sería una mala imagen para El Alto para el MAS. ¿En qué quedaría la imagen de El Alto, en qué quedaría la imagen de Bolivia?", manifestó en su discurso de cierre de campaña en la ciudad de El Alto, contigua a la urbe de La Paz, sede del gobierno boliviano.

Esta preocupación la repitió Morales en el otro cierre de campaña en la sede de gobierno, acompañando a los candidatos oficialistas a la gobernación del departamento de La Paz, la indígena Felipa Huanca, y  del postulante a la Alcaldía paceña, Guillermo Mendoza.

Exhortó a la ciudadanía a no abandonar el proceso de cambio que lidera, no obstante a que su candidatura a la presidencia para la gestión 2015-2020 ganó por amplio margen en los comicios del domingo 12 de octubre del año pasado.

Las ciudades de El Alto, La Paz y el departamento de La Paz durante los últimos nueve años ha sido bastión del partido de gobierno, tanto en las elecciones nacionales como en las regionales, supremacía que se muestra en riesgo ante los datos registrados por las encuestadoras que dan la victoria al opositor SOL.bo de Luis Revilla en la ciudad de La Paz y a Soledad Chapetón del partido de derecha UN.

Para la gobernación de La Paz, las proyecciones electorales le dan la victoria al opositor y ex militante del MAS, hoy por SOL.bo, Félix Patzi.

El presidente Morales cuestionó a Patzi, y advirtió no dar más recursos del programa 'Bolivia cambia' si ese postulante lograba la victoria, pues justificó que no puede "trabajar con gente que responde a privatizadores".

"Cómo es posible que puedan volver los neoliberales, los privatizadores, aquellos que han masacrado a la gente de El Alto (...) Si la derecha gana, qué sería de la imagen de ese pueblo alteño, rebelde contra el imperio, rebelde contra el modelo neoliberal. ¿Qué sería de la imagen?", exclamó la autoridad en el cierre de campaña de sus candidatos.

Recordó que es el proceso, la lucha la que debe mantenerse, y por eso instó a respaldar a sus candidatos, aunque no hayan hecho muchas obras. Además, reprochó a periodistas de la ciudad de El Alto que confunden y desorientan a la población.

Morales reiteró su pedido a los bolivianos y militantes del proceso de cambio que aportan con su "voto duro" fortalecer la campaña para garantizar el respaldo al oficialismo en estas últimas horas antes del silencio electoral.