La Paz. El mandatario boliviano, Evo Morales, aclaró este miércoles que por lo pronto no tiene previsto efectuar cambios en su gabinete de ministros, pese a la solicitud de modificaciones por parte de diferentes sectores y de la oposición política.

"Por ahora no tengo en la mente cambiar ningún ministro", afirmó Morales durante una conferencia de prensa efectuada en la Gobernación del departamento de Cochabamba (centro).

A menos de tres semanas de la presentación de su informe de gestión al país que marcará el cuarto año de su segundo período de gobierno, Morales afirmó que su gobierno cuenta con un plan de gobierno y estableció que toda evaluación de sus colaboradores se efectúa en base a los logros y los resultados de cada gestión.

Según el mandatario, todos sus ministros son de confianza por lo que no tiene observaciones a su labor, aunque reveló que dos de sus colaboradores tienen problemas de salud por el exceso de trabajo.

El jefe de Estado destacó que los logros alcanzados en inversión pública, por ejemplo, y otros logros económicos demuestran el éxito del trabajo alcanzado por su equipo de trabajo en el último año.

Luego de que tres ministros de gobierno fueron vinculados con la red de extorsión y corrupción que es investigada por el Ministerio Público, el presidente Evo Morales afirmó este miércoles que Juan Ramón Quintana, Carlos Romero y Nardi Suxo son los mejores ministros de su gobierno, porque constantemente son cuestionados "por la derecha" y los medios de comunicación.

Habitualmente hasta el 22 de enero de cada año el presidente renueva o ratifica a los ministros que lo acompañarán durante todo un año.

Respecto a la situación de la ministra de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción Nardi Suxo, quien a través de su madre dijo que dejará el gabinete, Morales afirmó que es "una compañera de mucha confianza y si en su momento se hubiera comprobado que estaba implicada con la red de corrupción ya no sería parte del gabinete".