La Paz. El presidente izquierdista de Bolivia, Evo Morales, aplaudió este jueves la reciente decisión de un tribunal constitucional de Colombia que declaró inexistente a un polémico acuerdo militar entre ese país y Estados Unidos.

"Tarde o temprano el pueblo colombiano y sus instituciones iban a reaccionar en defensa de su dignidad y soberanía", dijo Morales en conferencia de prensa, sobre el fallo que frena la aplicación de un acuerdo, que permitía la presencia de militares estadounidenses en siete bases colombianas.

La Corte Constitucional de Colombia resolvió esta semana que el acuerdo entre Bogotá y Washington -que enfrentó al ex presidente colombiano de Álvaro Uribe con líderes izquierdistas como el venezolano Hugo Chávez y el mismo Morales- no puede ser aplicado porque no fue aprobado por el Congreso de Colombia.

Morales dijo que ese fallo coloca a Colombia en la misma posición de países como Bolivia, que desde hace poco más de un año rechaza por norma constitucional la presencia de bases militares extranjeras en su territorio.

"Estados Unidos introduce sus bases militares en diversas naciones en el mundo con diversos pretextos, uno de ellos es la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo, cuando en el fondo lo que busca es saquear los recursos naturales", afirmó el mandatario indígena.

Morales, conocido por su punzante discurso "anti imperialista", indicó que Bolivia tuvo en su territorio, hasta su llegada al poder en 2006, presencia militar y policial estadounidense particularmente en misiones de lucha contra las drogas.

"Los militares de Estados Unidos daban órdenes hasta a los jefes policiales y militares de Bolivia y portaban armamento, además de exigir la represión a los campesinos", dijo.

En el segundo semestre de 2008, Morales expulsó al embajador estadounidense y a la agencia antidrogas DEA, acusándolos de injerencia en política externa.

Washington replicó echando al embajador boliviano, lo que puso a las relaciones entre ambos países en su peor trance histórico.