La Paz. El presidente de Bolivia, Evo Morales, designó este martes a Carlos Romero como nuevo ministro de Gobierno en reemplazo de Hugo Moldiz, quien presentó su renuncia tras la fuga de un ex asesor peruano que esperaba ser extraditado a su país.

Martín Belaunde, ex asesor del presidente de Perú Ollanta Humala, escapó el domingo de su domicilio en Bolivia, donde esperaba bajo custodia policial su extradición a Lima.

"Lamento mucho los sucesos que vivimos en estos momento en Bolivia por culpa de algunos grupos de la Policía, no es posible que algunos grupos de nuestra Policía aporten a una mala imagen a Bolivia," dijo Morales.

Belaunde fue acusado en su país por peculado y asociación ilícita para delinquir, delitos que le valieron una orden internacional de captura y lo llevaron a escapar en diciembre a Bolivia para pedir asilo, que le fue negado.

Su fuga llevó a Moldiz a presentar su renuncia el lunes. Previo a su nombramiento, Romero se desempeñaba como senador.

Belaunde había dicho días atrás en una entrevista con Reuters que temía por su vida si era trasladado a una prisión de su país. Aseguró ser inocente de los cargos y dijo que resultó ser un chivo expiatorio acusado con pruebas falsas.

"Le agradezco presidente por haber aceptado mi renuncia. Tenemos que ser responsables políticos de lo que sucede", dijo Moldiz.

Belaunde había dicho días atrás en una entrevista con Reuters que temía por su vida si era trasladado a una prisión de su país. Aseguró ser inocente de los cargos y dijo que resultó ser un chivo expiatorio acusado con pruebas falsas.

Belaunde tuvo una activa participación como asesor y publicista en la primera campaña electoral de Humala, en el 2006, y colaboró de forma esporádica en la campaña para las elecciones del 2011.

La justicia de Perú quiere colocar a Belaunde en los tribunales por el caso de corrupción que ha llevado también a prisión al gobernador de una rica región minera y a la destitución del fiscal general, Carlos Ramos, acusado de frenar investigaciones referidas a este proceso judicial.

Efectivos policiales reforzaron la búsqueda de Belaunde en todo el territorio nacional, en especial en las fronteras, tras una orden emitida desde el Comando General de la Policía. Entre el domingo y el lunes detuvieron a 15 personas, seis policías y nueve civiles relacionados con el ciudadano peruano.