La Paz. El presidente izquierdista de Bolivia, Evo Morales, relevó este domingo al ministro de Hidrocarburos, en un pequeño reajuste de gabinete que no dio señales de un cambio de rumbo en su política de estatización de la economía.

El cambio de sólo tres de los 20 ministros, dejando intactos a las áreas política y social, fue dispuesto por Morales al día siguiente de iniciar el segundo año de su segundo mandato en medio de una ola de especulaciones sobre un ajuste profundo del gobierno.

José Luis Gutiérrez, hasta hace poco viceministro de Industrialización y Transporte de Hidrocarburos, se convirtió en el sexto ministro de Hidrocarburos de Morales, mandatario indígena que nacionalizó en mayo del 2006 la industria de hidrocarburos que exporta gas a Argentina y Brasil.

"Los proyectos están en el Plan Nacional de Desarrollo, es el lineamiento que tenemos", dijo Gutiérrez a periodistas que le consultaron sobre las prioridades de su gestión.

Ese plan detalla los objetivos de la nacionalización, que convirtió a las operadoras extranjeras en contratistas al servicio de la petrolera estatal local YPFB, que aprueba los planes de inversión en la exploración de gas y petróleo y en la construcción de redes internas de gasoductos.

Gutiérrez reemplazó a Fernando Vincenti, un antiguo ejecutivo de YPFB.

Morales afirmó tras tomar juramento al gabinete que más allá de su compromiso con los llamados movimientos sociales él tenía la responsabilidad mayor en el gobierno.

"Vamos a seguir trabajando sin descanso (...) pero así como los dirigentes de los movimientos sociales tienen sus atribuciones, el presidente tiene también sus atribuciones constitucionales", dijo en referencia a recientes demandas sindicales de drásticos cambios en el gabinete.

Las críticas sindicales habían apuntado especialmente al ministro Economía, Luis Arce, y al de gobierno, Sacha Llorenti, por un fallido reajuste de precios de combustibles de fines del año pasado que estuvo a punto de provocar una ruptura entre Morales y sus aliados sindicales.

También se incorporaron al gabinete la dirigente política oficialista Teresa Morales, como ministra de Desarrollo Productivo y Economía Plural en reemplazo de la indígena Antonia Rodríguez, y Julieta Monje, de la ciudad de El Alto, como ministra de Ambiente y Aguas en vez de María Esther Udaeta.

El reajuste mantuvo paridad de mujeres y hombres entre los 20 ministros bolivianos, que son ahora los siguientes:

Relaciones Exteriores y Cultos, David Choquehuanca.

Presidencia, Oscar Coca.

Ministro de Gobierno, Sacha Llorenti.

Defensa, Rubén Saavedra.

Defensa Legal del Estado, Elizabeth Arismendi.

Planificación y Desarrollo, Viviana Caro Hinojosa.

Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce.

Hidrocarburos y Energía, José Luis Gutiérrez (nuevo).

Desarrollo Productivo y Economía Plural, Teresa Morales (nueva).

Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Walter Delgadillo.

Minería y Metalurgia, José Pimentel.

Justicia, Nilda Copa.

Trabajo, Empleo y Previsión Social, Carmen Trujillo.

Salud, Nila Heredia.

Medio Ambiente y Aguas, Julieta Monje (nueva).

Educación, Roberto Aguilar.

Desarrollo Rural y Tierras, Nemecia Achacollo.

Autonomía, Carlos Romero.

Transparencia y Lucha Contra la Corrupción, Nardi Suxo.

Culturas, Zulma Yugar.