Río de Janeiro. El presidente de Brasil, Michel Temer, anunció este sábado la creación del Ministerio Extraordinario de Seguridad Pública, en medio de una ola de violencia en Rio de Janeiro que llevó al gobierno federal a anunciar una intervención en el estado.

Temer visitó el Palacio de Guanabara, sede del gobierno regional, para la ceremonia de presentación del general Walter Braga Neto como interventor de seguridad en Río de Janeiro.

El decreto de intervención será votado, según el presidente de la Cámara de Diputado Rodrigo Maia, el próximo lunes.

"Dentro de poco, la semana que viene o la otra, quiero crear el Ministerio Extraordinario de Seguridad Pública, que coordinará el trabajo de seguridad en todo el país sin invadir la competencia de los estados", declaró Temer.

"Expliqué las razones de esta intervención parcial (...) destacamos que se trata de una intervención para cooperar", dijo el presidente, que señaló que la situación de la seguridad en Rio de Janeiro llegó a niveles intolerables y la medida busca proteger a los más frágiles.

Afuera de la sede de gobierno, algunas personas levantaban carteles en apoyo a los militares y vehículos de las Fuerzas Armadas ya estaban desplegados.

En otros puntos de la ciudad también se apreciaban tropas y vehículos blindados, aunque un comando militar informó que la intervención aún no había comenzado y que sólo se debía a la presencia de autoridades en la región.