Brasilia. En el marco de la visita de Estado que realiza el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, a Brasil, el presidente anfitrión, Luiz Inacio Lula Da Silva, condenó las acciones de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El mandatario afirmó que nada justifica el terrorismo como una herramienta de lucha política.

Agregó que "Brasil es solidario con el pueblo colombiano " y agregó que la paz está por encima de la violencia.

Entre los acuerdos firmados por ambos gobiernos, se cuenta uno de cooperación entre las policías de los dos países, para enfrentar con mayor efectividad a la delincuencia.

Por su parte, la candidata oficialista a la presidencia de Brasil, Dilma Rousseff, tras reunirse con Juan Manuel Santos expresó su disposición a mediar con la guerrilla si Colombia así lo solicita

Explicó que “si Colombia alguna vez solicita la presencia de Brasil, participaremos, en caso de que no lo solicite, nosotros no tenemos por qué participar, porque las FARC no son un problema de Brasil.

Asimismo enfatizó que "nosotros tenemos una posición clara en relación a las FARC, inclusive el presidente Santos tiene bastante conciencia de eso; nosotros tenemos una posición contraria al narcotráfico", informó El Universal.

La candidata dijo que si es electa como sucesora de Lula, “tendré una relación muy especial y prioritaria con Colombia".